Actualizado 02/06/2012 19:16 CET

Elorza pide una "catarsis" en el PSOE para superar "la etapa de fallos y falta de previsión de los últimos ocho años"

Odón Elorza
EUROPA PRESS

Cree que el partido no ha sabido pedir "perdón" y no ve "suficiente el juicio obtenido de los electores en las urnas"

BILBAO, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

El parlamentario del PSOE y exalcalde de San Sebastián, Odón Elorza, ha reconocido que siente "impotencia ante la crisis" y "vergüenza por los errores propios" cometidos. En este sentido, cree que "no es suficiente el juicio que obtuvimos de los electores en las urnas" y ha abogado por una "catarsis" en el PSOE para poder superar "la etapa de fallos cometidos y de falta de previsión en los últimos ocho años de gobierno".

En un artículo publicado en su blog, recogido por Europa Press, el dirigente socialista indica que el PSOE debería "reconocer públicamente que no acertamos ante una crisis económica de magnitud desconocida que vino de USA", así como que "aquello nos superó y que nos sentimos solos ante el abismo y frente a la estrategia de acoso del PP". Además, incide en que "aún no hemos sabido pedir perdón a la ciudadanía".

Tras recordar que hay más de cinco millones de parados, "muchas familias en los niveles de pobreza y marginación, jóvenes que no ven un futuro y adultos que se consumen ante la incertidumbre de si podrán reincorporarse al mercado de trabajo para alcanzar una pensión justita", Elorza ve necesario "una seria reflexión sobre la necesaria regeneración de la política".

"Siento impotencia ante el agravamiento de la crisis y a la vez vergüenza por los errores propios que hemos cometido. Me importan mucho menos los errores y la prepotencia canalla de la derecha. Por eso digo, aunque algunos me miren raro, que el Partido Socialista necesita una catarsis para poder superar de verdad la etapa de fallos cometidos y de falta de previsión en los últimos ocho años de gobierno", reconoce.

A su juicio, "no es suficiente el juicio" que el PSOE obtuvo de los electores "en las urnas" para pensar que su formación puede "pasar página sin mas". "No se trata de olvidar aquello con una huida hacia adelante. Se trata, como fuerza que quiere representar las ideas de izquierda, de reconocer públicamente que no acertamos ante una crisis económica de magnitud desconocida que vino de USA --agravada por el excesivo peso del sector inmobiliario en España--, que aquello nos superó y que nos sentimos solos ante el abismo y frente a la estrategia de acoso del PP. Aún no hemos sabido pedir perdón a la ciudadanía", añade.

En este sentido, cree que ante "tanto mitin partidista en el Parlamento de la democracia", los políticos tendrían que realizar una "seria reflexión sobre la necesaria regeneración de la política, sobre la exigencia de más transparencia y calidad de la democracia frente a una corrupción que adopta figuras diversas".

"El caso de Bankia o del juez Divar son otras expresiones del mismo cáncer", indica, para añadir que "por el caos institucional, por el desconcierto en el que está sumido el gobierno, por el descrédito de los políticos y los partidos, por los dramas humanos a los que nunca deberíamos acostumbrarnos, me reafirmo en la imperiosa necesidad de que otra política y otra forma de hacer política son posibles aquí y ahora".

Asimismo, considera que no hay soluciones al margen de una Europa más integrada socialmente, "como tampoco las hay fuera de la política", pero "me refiero a una política de compromisos con la ciudadanía y con los intereses generales de España que busque soluciones desde posiciones que no insistan en el juego del y tú mas, que no entren en la bronca de la herencia-trampa que nos tiende la derecha".

"Quiero pensar que los Socialistas hemos tomado el camino de la construcción de un proyecto alternativo a la derecha, con soluciones reales a la crisis que no se limiten a los recortes de los derechos básicos de las personas, con propuestas acordes a un mundo global con nuevos fenómenos sociales, que nos devuelva elementos básicos de nuestra identidad de izquierdas y que nos permita dialogar con la ciudadanía para recuperar su confianza", remarca.