España y Marruecos reforzarán la seguridad en la Operación Paso del Estrecho tras los atentados de Líbano y Yemen

Actualizado 10/07/2007 22:23:46 CET

MADRID, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

España y Marruecos reforzarán la seguridad en la Operación Paso del Estrecho en respuesta a la situación "general" de la amenaza terrorista mundial y teniendo en cuenta que en los últimos meses los españoles han sufrido dos atentados, el de Líbano contra las tropas y el más reciente contra turistas en Yemen.

Así lo indicó en rueda de prensa en Madrid el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, donde explicó el contenido de la reunión de trabajo de alto nivel que ambos países celebraron hoy en la capital española y que estaba presidida por la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega y el ministro marroquí de Interior, Chakib Benmussa.

"Queremos reforzar todas las medidas y garantizar la fluidez y seguridad de toda esta operación", señaló tras apuntar que este año se espera un aumento del seis por ciento con respecto al millón y medio de marroquíes que cruzaron el Estrecho en 2006 durante el verano. El ministro precisó que las medidas de seguridad se combinarán con la necesidad de garantizar la mayor fluidez posible para que españoles y marroquíes puedan entrar en Marruecos "lo más rápidamente posible" al tiempo que se garantiza su seguridad, algo posible, dijo, en sociedades "tecnológicamente avanzadas".

El jefe de la diplomacia española indicó que no existe ningún dato "específico" que subraye la necesidad de reforzar la seguridad, si bien se refirió a los dos recientes atentados sufridos por España en los últimos meses. "Lógicamente nuestra obligación y responsabilidad es tomar las medidas en concertación y en diálogo con un país amigo como es Marruecos (...) para garantizar con serenidad y eficacia el tráfico de los ciudadanos españoles que deseen ir a Marruecos y el paso de los ciudadanos marroquíes que van a pasar sus vacaciones" al país vecino.

Al ministro también le preguntaron si se había duplicado la seguridad en la frontera marroquí con Ceuta y Melilla, señaló que no tenía "noticia en particular" a este respecto y apuntó que los ministerios de Interior de ambos países estaban trabajando conjuntamente.

Por su parte, el ministro delegado marroquí de Asuntos Exteriores, Taieb Fassi Fihri, destacó que Marruecos ha optado por el "método moderno de la comunicación transparente" en lo que se refiere a la amenaza terrorista que amenaza a "todo el planeta".

Preguntado por la cooperación entre ambos países en la repatriación de los menores marroquíes no acompañados que han entrado ilegalmente en España, consideró que el acuerdo alcanzado por ambos países en la última Reunión del Alto Nivel permitirá "hacer frente a esta situación especialmente sensible y compleja".

A la reunión de hoy asistieron también el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, la secretaria de Estado de Inmigración, Consuelo Rumí, el director general del Centro Nacional de Inteligencia, Alberto Saiz, además de distintos responsables de la seguridad marroquí, entre ellos el director general de la Seguridad Nacional, Charki Drais, el de la Seguridad Territorial, Abdelatif Hamoushi, así como el jefe de la gendarmería, Hosni Benshimane, y el de las Fuerzas Auxiliares, Hamid Lanigri.