España recrimina al presidente del Parlamento flamenco sus "insultos" y recuerda que no hay nadie detenido "por opinar"

El presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans
REUTERS / FRANCOIS LENOIR
Actualizado 26/09/2018 15:35:26 CET

El 'número dos' de la Embajada en Bélgica se ofrece a informar a Peumans "cuantas veces sea necesario" de cuál es la situación en Cataluña

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha enviado una carta al presidente del Parlamento flamenco, Jan Peumans, en la que lamenta que haya "insultado a un país amigo" para apoyar a los líderes catalanes independentistas y ha recordado que exdirigentes como Carme Forcadell no están detenidos "por sus opiniones" sino "por la presunta comisión de delitos muy graves" como la rebelión o la sedición.

El Ejecutivo de Pedro Sánchez convocó el 20 de septiembre al embajador belga para expresarle su malestar por una carta remitida por Peumans a Forcadell y en la que se ponía en cuestión la democracia española. En dicha reunión, el Gobierno español entregó al embajador una copia de una carta que también ha hecho llegar al Ministerio de Exteriores belga.

En dicha carta de protesta, fechada el 18 de septiembre, el encargado de negocios español en Bruselas, Jorge Novitoli Marín, ha dicho estar "muy negativamente" sorprendido por las palabras de Peumans, difundidas en redes sociales por un eurodiputado del partido Nueve Democracia Flamenca (NVA).

Aquí se puede consultar íntegra la carta:

Carta a Presidente Parlamento Flamenco by Epinternet on Scribd

Novitoli ha entendido que Peumans le quiera "transmitir sus mejores deseos" a una personas que "está atravesando un momento complicado" y ha dicho que es "libre" de opinar lo que considere sobre Cataluña, pero cree que ha traspasado una línea roja.

"Que un responsable político de una región de un país de la UE se manifieste desde su puesto institucional insultando a un país amigo y aliado como es España al afirmar que no cumple los requisitos para formar parte de la UE y --sobre todo-- faltando a la verdad, es no ya un gesto inamistoso, sino francamente hostil", ha añadido.

En este sentido, ha afeado a Peumans que se arrogue la "facultad de expedir credenciales democráticas", recordando que el secretario general del Consejo de Europa, Thorborn Jagland, defendió recientemente que España es "una democracia plena donde impera la separación de poderes y los jueces son independientes".

En España, ha explicado el diplomático español, Forcadell y cualquier otro ciudadano "pueden tener las opiniones que deseen respecto de cualquier cuestión política". Así, ha señalado que, en contra de lo que critica Peumans en su carta a la expresidenta del Parlamento catalán, "ninguna autoridad judicial española ha ordenado la detención de nadie por sus opiniones, sino por la presunta comisión de delitos muy graves tipificados en el Código Penal, tales como la rebelión o la sedición".

"En España la Justicia es independiente y rige la separación de poderes. El Gobierno no ordena la detención de las personas y, por tanto, tampoco puede ponerlas ne libertad, por lo que cualquier decisión en materia de privación de libeertad depende del poder judicial", ha agregado el 'número dos' de la Embajada, que ha escrito la respuesta porque la nueva embajadora, Beatriz Larrotcha, está recién nombrada y aún no ha presentado credenciales.

Notivoli ha advertido de que los tribunales "juzgarán con independencia e imparcialidad y ateniéndose a los hechos" a los dirigentes encausados por el desafío independentista en Cataluña, por lo que ha reclamado al líder flamenco el mismo "respeto" por el sistema constitucional español que España tiene por el de Bélgica.

"En cualquier caso, y como ha sucedido hasta ahora, reitero mi disposición a informarle cuantas veces sea necesario sobre la situación en Cataluña que, estoy seguro, todos deseamos transcurra dentro de la normalidad democrática y del más estricto respeto a la Ley y al Estado de Derecho", ha remachado.