Actualizado 07/01/2007 17:58 CET

Estatuto gallego.- Quintana advierte de que Galicia "no perdonará" a quien la "condene a rebajarse y perder su estatus"

Subraya que "hay que dejar de utilizar el galleguismo como eslogan" y propone un "compromiso blindado" para el nuevo Estatuto

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

El portavoz Nacional del BNG, Anxo Quintana, advirtió hoy de que Galicia "no perdonará" a quienes "pudiendo escoger situarla junto con las naciones del Estado escojan condenarla a rebajarse y perder su estatus".

Durante su intervención en Rianxo (A Coruña) en el 57 aniversario de la muerte de Castelao, Quintana insistió en que "si alguien quiere pasar a la historia con el asqueroso título de haber defraudado las aspiraciones y los sueños de su pueblo sabrá por qué lo hace y qué espera obtener a cambio" y recalcó que quien defienda esos postulados "no contará con el BNG, ni con el nacionalismo, ni con Galicia ni los gallegos".

En ese sentido, lamentó las políticas "de conmigo o contra mí" y aseguró que no son las que los nacionalistas llevan a cabo, ya que para ellos "el nuevo Estatuto tiene que ser de todos o difícilmente será".

Al respecto, recordó que la propuesta de Estatuto presentada por el BNG era una "proyecto abierto para un debate abierto" y subrayó el trabajo realizado desde sus filas para "buscar espacios de acuerdo y entendimiento con las otras fuerzas políticas". "Fuimos quienes de saber transigir y pedimos a las otras fuerzas que lo hagan también con ese mismo espíritu de concordia y generosidad", añadió.

NECESIDAD DE RECONOCIMIENTO

En cualquier caso, el líder del BNG incidió en que el reconocimiento jurídico-político de Galicia como "nación" es "una necesidad política ineludible si no se quiere condenarla a perder nuevamente una gran oportunidad y tener que vivir una vez más a remolque de la historia". "Quien realmente quiera que Galicia tenga un Estatuto que no esté ni un centímetro por debajo del catalán tiene ahora la oportunidad de demostrarlo y de practicar el galleguismo", recalcó.

Así, insistió en que "hay que dejar de utilizar la palabra --galleguismo-- únicamente como eslogan", ya que "hablar es barato". Por ello, propuso a las demás fuerzas políticas un "compromiso blindado para el nuevo Estatuto y una metodología de transparencia y claridad para conseguirlo".

En ese sentido, señaló que el proceso de negociación del futuro texto "no puede terminar en una mesa de negociación, por importante y urgente que ésta sea, sino en una sesión parlamentaria con luz y taquígrafos". "Éste vuelve a ser el compromiso de Rianxo e invito a las demás fuerzas políticas a asumirlo para darle a los ciudadanos lo que esperan de nosotros: poner Galicia por encima de todo", apostilló.