Actualizado 03/04/2007 19:20 CET

ETA.- El juez tomará declaración mañana a los tres últimos detenidos por su vinculación con el "comando Donosti"

MADRID, 3 Abr. (EUROPA PRESS) -

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno tomará previsiblemente mañana declaración a los tres últimos detenidos que se han producido en la operación desarrollada por la Guardia Civil desde el pasado 28 de marzo contra el nuevo "comando Donosti" de ETA, informaron hoy fuentes jurídicas.

Se trata de los presuntos miembros legales (no fichados) de la organización terrorista Sergio García Lazcano, arrestado el domingo en Rentería (Guipúzcoa), Unai Lamariano, en San Sebastián, y Joseba García Pavón, en Pamplona.

El titular del Juzgado Central de Instrucción número 2 decretó ayer el ingreso en prisión incondicional de seis de los siete detenidos en esta misma operación que comparecieron ante él. El único que quedó en libertad con comparecencias quincenales fue Endika Zinkunegi.

El juez hizo suya la petición del fiscal de la Audiencia Nacional Vicente González Mota, que interesó el ingreso en prisión de los seis imputados. Se trata del presunto jefe del nuevo "comando Donosti", José Angel Lerin, al que se acusa de pertenencia a ETA, falsificación de documentos, tenencia ilícita de armas de fuego y de explosivos y estragos, y de Arkaitz Agote, imputado por pertenencia, tenencia de explosivos y estragos.

Los otros detenidos enviados a prisión son Itziar Aguirre (por colaboración con ETA y tenencia de explosivos), Juan Carlos Herrador (pertenencia a ETA y almacenamiento de explosivos), su novia, Lorea Irigoyen Arbizu (pertenencia y tenencia de explosivos), e Iñigo Orue Magarzo (colaboración con banda armada).

En el auto de prisión dictado por el juez contra Arkaitz Agote se le acusa de haberse integrado junto con un tal Sergio Lezcano (que podría tratarse del arrestado Sergio García Lazkano, que declarará mañana ante el juez), en un comando de información, cuyo responsable era Xabier Abaunza, con el que realizaron seguimientos a guardias civiles, policías, ertzainas y políticos del PP y del PSOE de San Sebastián entre 1999 y mayo de 2003, fecha en la que se detuvo a su responsable, Ainhoa García Montero.