ETA.- PSE dice que hay gente de la izquierda abertzale a favor del fin de la violencia y le pide que "haga frente a ETA"

Actualizado 14/01/2007 15:50:18 CET
Actualizado 14/01/2007 15:50:18 CET

ETA.- PSE dice que hay gente de la izquierda abertzale a favor del fin de la violencia y le pide que "haga frente a ETA"

Afirma que en ETA y en la izquierda abertzale "se ha producido un cambio profundo y radical en las condiciones de partida" del proceso

BILBAO, 14 Ene. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PSE-EE, Patxi López, afirmó hoy que hay gente de la izquierda abertzale que piensa que, con la violencia, "no va a ninguna parte" y que ésta "les anula", y les reclamó que "hagan frente a ETA". Además, afirmó que "en ETA, pero también en la izquierda abertzale, se ha producido un cambio profundo y radical en lo que eran 'las condiciones' de partida" del proceso.

López destacó que, con el atentado de Barajas, se ha retrocedido "mucho tiempo, pero no estamos como al inicio de lo que considerábamos el proceso de paz, estamos mejor, pese a lo trágico del atentado y a pesar de los dos asesinatos".

"Hoy hay mucha más gente rechazando la violencia, el terrorismo y ETA. Yo creo que hay gente, incluso, dentro del propio mundo de la izquierda abertzale, que entiende que con la violencia y el terrorismo no se va a ninguna parte, que les anula a ellos mismos".

En esta línea, dijo que "lo que hace falta es que ese mundo reaccione, que ese mundo que quiera hacer una apuesta sincera y seria por la política y por, como dicen ellos, un proceso democrático, se plante, de una vez por todas, frente a ETA, y les diga 'hasta aquí hemos llegado, yo quiero hacer política y con tu existencia lo único que me espera es la marginalidad y la no existencia'", destacó.

En su opinión, ese mundo debe entender "que tienen que hacer política sin ETA o no ser nada en este país". "Además, hemos recuperado, con excepción del PP, una unidad de las fuerzas políticas en la determinación de que esto es algo que tenemos que hacer juntos, incluido el conjunto del nacionalismo que esté en este sentido, y eso me parece que tiene un valor importante que no teníamos hace algunos años", subrayó.

Patxi López reiteró que "todo el mundo entiende que esta es la hora del Estado de Derecho frente a una banda terrorista". "El Estado de Derecho, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, la Policía, la Ertzaintza, tienen que estar absolutamente vigilantes. De hecho, no se ha bajado la guardia ni un solo momento", destacó, en referencia a los detenidos por el robo de armas en Francia y por el material explosivo encontrado en Atxondo.

"En ETA, pero también en la izquierda abertzale, se ha producido un cambio profundo y radical de lo que eran las condiciones, entre comillas, de partida. La partida estaba en la apuesta de Anoeta, proceso en el que la izquierda abertzale decía que quería sacar el conflicto de la violencia de las calles para transformarlo en política en una mesa y en una declaración de alto el fuego permanente por parte de ETA, en la que no aparecía ninguna condición ni ningún condicionante político, simplemente decía que tenía voluntad de abandono de las armas para que se abriera un proceso democrático", añadió.

"CAMBIO" EN AGOSTO

Tras apuntar que "la democracia es radicalmente incompatible con la violencia", señaló que en el tiempo "eso cambia". "En agosto ya hay otro comunicado que empieza a introducir condiciones y condicionantes políticos que un Estado de Derecho, un sistema democrático y un Gobierno democrático no va a aceptar de ninguna de las maneras", subrayó.

Por ello, insistió en que "hay un cambio en ETA y en Batasuna, que sigue bailando el agua a la banda terrorista y cambia los planteamientos de Anoeta por también querer imponer territorialidades, autodeterminaciones y demás parafernalias de su ideario".

"Yo no sé si eso se produce porque hay un cambio dentro de ETA y la tensión que siempre debe existir en esa banda o por qué, pero el caso es que se produce", aseveró.

A su juicio, el hecho del "cambio" no sólo en la organización terrorista, sino también en Batasuna, "es otra muestra de que la izquierda abertzale no ha sido capaz, en este tiempo, de desmarcarse, dejar la tutela de ETA y ha actuado, meramente, como un títere de la banda".

"Por eso decía yo al principio que toda la gente de ese mundo que quiera hacer una apuesta, de verdad, por un proceso democrático, un proceso político, que es radicalmente incompatible con la violencia, lo que tiene que hacer, de una vez por todas, es alejarse de esa tutela de la banda terrorista y decirle que 'hasta aquí hemos llegado y que no queremos saber nada más de ellos'. Eso es lo único que podrá hacer creíble a ese mundo", dijo.

López reiteró que, "entre los escombros" del atentado de Barajas, "también está la credibilidad de la izquierda abertzale; una credibilidad de quien decía que apostaba por un proceso político y democrático y, luego, es incapaz de condenar un atentado que da al traste a cualquier mínima condición para el diálogo o para poner en marcha ese tipo de procesos".

Asimismo, dijo que "alguien que ha estado durante estos meses alimentando la crisis de ese proceso, diciendo que era insalvable, que tenía obstáculos, resulta que, después del atentado, dice que es más necesario que nunca". Por ello, consideró que Batasuna "no tiene ninguna credibilidad" porque "dice que sigue haciendo esa apuesta y es incapaz de rechazar y condenar" actos de kale borroka contra sedes del PSE-EE y PNV.

"Y no hemos oído ni una sola palabra de la izquierda abertzale condenando, rechazando e intentando parar este tipo de actuaciones violentas, como antes han parado. Por lo tanto, no son en absoluto creíbles en su apuesta por la política", subrayó.

El representante del PSE-EE aseguró que su partido no ha mantenido contactos con la izquierda abertzale "porque en Barajas también está enterrada la más mínima posibilidad de diálogo". Además, dijo que no se arrepiente de haberse reunido con Arnaldo Otegi en julio del pasado año, porque cree "que era lo que se necesitaba hacer en ese momento".

"No me voy a arrepentir nunca de conseguir la paz en este país. Creo que sólo lo consigue el que lo intenta", dijo, para señalar que el Gobierno "ha hecho lo que le correspondía" porque es obligación del Ejecutivo intentar lograr la paz.

"Un proceso de paz roto, con un atentado, una posibilidad de diálogo rota con un atentado, no se puede poner en marcha de la noche a la mañana y mucho menos se podrá poner en marcha con las mismas bases. Si en el futuro hay una posibilidad para abrir un proceso, será sobre bases diferentes. Ya no nos vale una declaración de alto el fuego porque hemos visto que es compatible con poner bombas y matar a dos ciudadanos. Nos tendremos que basar en el futuro, no en voluntades o en declaraciones, sino en realidades y cualquier proceso deberá nacer de la realidad de que ETA abandona definitivamente las armas", destacó.

El líder de los socialistas vascos expresó su deseo de que ese momento llegue, "peor nosotros actuaremos, hasta entonces, como corresponde, frente a alguien que pone bombas".

Asimismo, aseveró que "no hay condiciones para el diálogo porque no hay ausencia total de violencia", ya que, "no sólo ha habido un atentado, sino que todos los días hay actos de kale borroka y cada vez más graves, por cierto". "Y esas no son condiciones para poner en marcha ningún tipo de diálogo", insistió.

ELECCIONES

Asimismo, indicó que la posibilidad de Batasuna de presentarse en los próximos comicios municipales y forales "dependía en exclusiva de ellos, porque hacer política, participar en unas elecciones o estar en unas instituciones, requiere asumir los principios de la democracia y de la legalidad".

"Ahora, visto lo visto, con una izquierda abertzale incapaz de desmarcarse de la violencia y del terrorismo, creo que es muy difícil que puedan intentar decir ahora que asumen los principios democráticos, de la legalidad porque el primer principio democrático básico es el rechazo y alejamiento de la violencia", concluyó.