Europol dice que ETA sigue utilizando Francia para esconder armas y explosivos

Actualizado 28/05/2014 17:54:38 CET

BRUSELAS, 28 May. (EUROPA PRESS) -

   La Oficina Europea de Policía, Europol, ha dicho este jueves, en su informe anual sobre terrorismo, que ETA sigue respetando el cese definitivo de la actividad armada que decretó en 2011 y que la violencia callejera de los grupos juveniles que le apoyan bajó a "niveles muy bajos" el año pasado. No obstante, ha avisado de que la organización terrorista continua utilizando Francia para esconder armas y explosivos que podría utilizar si decide reanudar su actividad terrorista.

   "Francia continúa siendo utilizada por ETA para almacenar equipamiento en zulos, incluyendo una proporción significativa de las armas del grupo, precursores de explosivos y matrículas de coches obtenidas ilegalmente en el pasado", señala el informe de Europol.

   "Este equipamiento podría ser utilizado para una posible reanudación de las acciones terroristas", resalta la Oficina Europea de Policía, que recuerda que seis presuntos miembros de ETA, supuestamente responsables de operaciones logísticas, fueron detenidos en Francia en mayo de 2013.

   ETA publicó seis comunicados en 2013, según apunta Europol, en los que reiteraba su compromiso con un proceso de paz negociado. "No obstante, el grupo no se ha distanciado categóricamente de su pasado violento, ni tampoco ha declarado su disolución. Algunas personas ligadas al grupo discreparon  de este proceso de paz y expresaron su disposición a reanudar la actividad terrorista", apunta el informe.

   Europol constata en todo caso que ETA no realizó ningún atentado terrorista en 2013, aunque apunta que grupos operativos llevaron a cabo dos operaciones de sabotaje contra la 'Y' ferroviaria vasca. "La violencia callejera atribuida a los grupos juveniles de apoyo y a los simpatizantes de Segui se redujo a niveles muy bajos", apunta el informe.

   El estudio se refiere también a Resistência Galega, declarado grupo terrorista por la justicia española, y dice que su número de ataques "cayó en 2013 en comparación con los años anteriores". Esta organización atentó sobre todo contra bancos e infraestructura gubernamental, causando daños materiales.

Para leer más