Publicado 02/07/2020 14:37:42 +02:00CET

El exdirector de Infraestructuras de Cataluña niega trato de favor a un empresario que le invitó a la final de Champions

El ex director general de Infraestructures.cat Josep Antoni Rosell
El ex director general de Infraestructures.cat Josep Antoni Rosell - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 2 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ex director general de Infraestructuras de Cataluña, Josep Antoni Rosell, ha negado este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional José de la Mata haber dado trato de favor para adjudicar contratos públicos al empresario Jordi Soler, quien en 2015 le invitó a la final de la Champions en Berlin.

Tanto Rosell como Soler han comparecido, por videoconferencia, ante el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, que imputa a ambos un posible delito de cohecho en el marco de la investigación del conocido como caso del 3% sobre la presunta financiación irregular de Convergència Democrática de Catalunya (CDC).

Según han informado a Europa Press fuentes jurídicas, el empresario ha admitido que era amigo del ex director general desde 2011 y en esa relación han enmarcado ambos el viaje a Berlín que sufragó Soler y al que Rosell acudió junto a su hijo.

Según han indicado, ante el primer ofrecimiento que hizo Soler del viaje, Rosell descartó la idea, pero en aquel momento se encontraba en pleno proceso de divorcio y quería seguir manteniendo buena relación con su hijo, por lo que finalmente aceptó, ya que el empresario le insistió asegurando que quedaban dos plazas libres en el avión que había contratado.

En todo caso, Rosell ha negado que este viaje fuera una contraprestación por algún trato de favor al empresario desde la antigua GISA (Infraestructuras). Es más, ha subrayado que en la empresa pública él no tenía capacidad de decisión sobre los contratos que se adjudicaban, porque esos asuntos debían tener el visto bueno del consejo de administración.

PROCEDIMIENTOS MUY RIGUROSOS

También ha asegurada que los procedimientos para las adjudicaciones están muy reglados y son muy rigurosos, descartando así que se pudieran dar contratos públicos 'a dedo', según las fuentes consultadas.

En su auto de imputación, el juez De la Mata indica que el empresario participaba en licitaciones de obra pública que proponía a su vez la empresa pública de la que era directivo Rosell y que ambos mantuvieron a lo largo de los años "múltiples encuentros y reuniones" en relación con distintas adjudicaciones. También afirma que Soler hizo donaciones a fundaciones anejas a CDC.

Como ejemplo, el magistrado pone el caso de la licitación de Infraestructuras de adecuación del Instituto Lluis Peguera de Manresa, adjudicado en octubre de 2012 al Grup Soler Constructora SL y Oproler Obres y Proyectos SLU (UTE) por un importe de más de 2,5 millones de euros.

Ambos investigados han enmarcado sus encuentros en la relación de amistad que mantenían y han descartado que el viaje a la final de Champions fuera una contraprestación por aquel contrato, ya que ambos hechos están separados por tres años, según las citadas fuentes.

Para leer más