Actualizado 16/03/2012 20:53 CET

Feijóo afirma que "impulsará" un libro blanco para contar con un protocolo para las fusiones de municipios

Alberto Núñez Feijóo comparecerá en rolda de prensa para dar conta dos asuntos t
XUNTA/Photographer: xoan crespo

Insiste en que haya "responsabilidades jurídicas" para los gestores que dejan facturas sin contabilizar

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha avanzado este viernes que él mismo "impulsará" un libro blanco con el objetivo de obtener una guía protocolaria y un planteamiento técnico, económico y social sobre las fusiones de los ayuntamientos, y que no sea sólo por "la buena voluntad de dos alcaldes que deciden fusionarse".

Lo ha adelantado en la rueda de prensa posterior al Consejo de la Xunta, en la que ha recordado que hay un acuerdo parlamentario para llevar a cabo este libro blanco y que él mismo se compromete a impulsar como presidente gallego. "Es un debate en el que estamos trabajando y recorriendo muchísimo camino. Ya hemos aceptado que hay una ruta alternativa distinta al mapa municipal actual", ha remarcado y precisado que, a partir de ahí, "habrá gente que quiera ir más rápido" y otra más despacio.

Al ser preguntado por los pronunciamientos de los presidentes de las diputaciones de Orense y Pontevedra sobre la fusión de ayuntamientos, ha rechazado que haya discrepancias al respecto de abordar esta cuestión. "Si lo mínimo es estar a favor de las fusiones formales, ya hemos avanzado muchísimo", ha manifestado el mandatario autonómico en la misma semana en la que ha trascendido la primera intención de dos ayuntamientos --Oza dos Ríos y Cesuras-- de fusionarse.

En todo caso, en su intervención, Feijóo también ha considerado que el mapa municipal es "un debate procedente", al tiempo que ha reconocido que hay diferencias entre las provincias. Así, ha explicado que en Orense ya hay servicios mancomunados, mientras que en Pontevedra los ayuntamientos son más grandes desde el punto de vista poblacional.

"Sean formales o no, estamos hablando de fusiones, y espero que sea un debate nacional", ha remarcado el dirigente autonómico, quien ha advertido de que "los servicios públicos no se miden por el número de concejales", sino por el número de residencias de mayores, de centros de día o de plazas en escuelas infantiles.

RESPONSABILIDADES JURÍDICAS

Sin abandonar el ámbito municipal, el presidente autonómico ha reiterado su postura a favor de establecer consecuencias ante la "irresponsabilidad contable", porque al final lo que se descubre son "nuevas deudas" y nuevos "agujeros" que repercuten en el empleo, en empresas que no pueden seguir y en empresas que no cobran.

Justo cuando se conocen las facturas pendientes de pago que tienen contraídos los ayuntamientos españoles, el mandatario autonómico se ha mostrado favorable, una vez más, a que se regulen por ley "responsabilidades jurídicas" en el caso de "irresponsabilidad contable".

"Creo que tenemos que tipificar esa conducta y tener una responsabilidad política, sino también jurídica de los que estuvieron haciendo estas prácticas o que puedan tener la tentación de seguir haciendo estas prácticas en el futuro", ha subrayado.

DECRETO SERVICIOS SOCIALES

En otro orden de cosas, el mandatario autonómico ha informado de que el Gobierno gallego ha dado luz verde al decreto que desarrolla la Ley de Servicios Sociales de 2008 en lo que respecta a los servicios sociales comunitarios y su financiación. Esta normativa permite agilizar y optimizar la financiación de estos servicios prestados por las entidades locales.

"Tres mejoras: mejora de los servicios, mejora de la financiación y mejora de las coordinación de las administraciones públicas", ha remarcado el presidente autonómico en su intervención tras la reunión semanal del Consello.

Por un lado, esta normativa permite anticipos de ayudas para la prestación de los servicios sociales básicos --que se destinan, principalmente, a gastos de personal y servicio de ayuda a domicilio básica--, y pasan a liquidarse trimestralmente en lugar de anualmente, los pagos por la prestación del servicio de ayuda en el hogar para personas dependientes de titularidad municipal.

En cuanto a la financiación, se pasa de una convocatoria anual de subvenciones a un proceso de transferencias anuales que permitirá adelantos. En el caso de los servicios de ayuda en el hogar de dependencia, el pago se realizará trimestralmente gracias también a la puesta en marcha de una nueva aplicación informática que permite compartir información entre Xunta y ayuntamientos.

Al respecto de servicios sociales comunitarios básicos, las transferencias financiarán los gastos de personal, el servicio de ayuda en el hogar en la modalidad de prestación básica y la gestión y realización de otros programas no específicos.

ADELANTAR EL 50 POR CIENTO

Tal y como ha destacado el presidente gallego, uno de los principales avances del decreto es que permitirá anticipar a los ayuntamientos el 50 por ciento de la cuantía que recibiesen el año anterior por parte de la financiación que le corresponde a la Xunta. Ese pago se llevaría a cabo en los primeros cuatro meses del año, lo cual les permitiría contar con una financiación previa hasta que reciban la segunda parte del pago.

Al respecto de la coordinación de las competencias entre los distintos niveles administrativos, este decreto establece que las diputaciones prestarán, prioritariamente, asistencia económica, técnica y jurídica a los ayuntamientos con menos de 20.000 habitantes en la ejecución de sus competencias en materia de servicios sociales comunitarios básicos. En este sentido, la nueva normativa también favorece que los ayuntamientos se unan para solicitar conjuntamente los distintos servicios.

PERSONAL DE REFERENCIA

Asimismo, se establece la figura del personal de referencia. Esta circunstancia implica que a cada persona se le asignará esta figura una vez que accede al sistema de servicios sociales, con el objetivo de dar "coherencia y continuidad" al itinerario de intervenciones, así como garantizar el acceso a los diferentes servicios.

De esta manera, este profesional será el interlocutor principal de las personas que se le asignen y se encargará de garantizar la globalidad e integralidad de la intervención. Por norma general, será un trabajador social de los servicios sociales comunitarios, salvo que las características de la intervención aconsejen la asignación de otro profesional.

Según esta normativa, se desarrolla el expediente social único, que estará a cargo del profesional de referencia. En él, estarán los datos de identificación, las circunstancias que resulten significativas para determinar su situación social, y los elementos básicos de la intervención realizada --la demanda, la valoración social y los recursos aplicados--.