Actualizado 19/06/2014 12:09

Felipe VI apuesta por una Europa "fuerte, unida y solidaria" como uno de los principales proyectos de España

Felipe VI pronuncia su discurso de proclamación
EUROPA PRESS

Hace referencia a los lazos con los países iberoamericanos y los vínculos con el Mediterráneo, Oriente Medio y países árabes

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Rey Felipe VI ha dedicado este jueves una parte de su discurso de proclamación ante las Cortes Generales a las relaciones internacionales y ha manifestado su apuesta por una Europa "fuerte, unida y solidaria, que preserve la cohesión social", como uno de los "principales proyectos" para España.

En la parte final de su discurso, el nuevo Rey ha subrayado que España ocupa "una posición privilegiada" por su lugar en la geografía y en la historia del mundo y ha remarcado que, igual que Europa fue "una aspiración" en el pasado, hoy ya "España es Europa".

"Nuestro deber es ayudar a construir una Europa fuerte, unida y solidaria, que preserve la cohesión social, afirme su posición en el mundo y consolide su liderazgo en los valores democráticos que compartimos. Nos interesa, porque también nos fortalecerá hacia dentro", ha remarcado.

Ante los diputados y senadores congregados en el hemiciclo del Congreso, Felipe VI ha dejado claro que Europa "no es un proyecto de política exterior", sino que es "uno de los principales proyectos para el Reino de España, para el Estado y para la sociedad".

También ha tenido palabras para los países iberoamericanos, a los que ha recordado que España está unida por "la historia y lazos muy intensos de afecto y hermandad" y, en las últimas décadas, también "intereses económicos crecientes y visiones cada vez más cercanas sobre lo global".

Pero sobre todo, ha destacado la unión que suponen la lengua y la cultura compartidas, "un activo de inmenso valor" que ha defendido que se debe "potenciar con determinación y generosidad".

VÍNCULOS CON ORIENTE MEDIO Y LOS PAÍSES ÁRABES

Su última referencia internacional ha sido para "los vínculos antiguos de cultura y de sensibilidad próximos con el Mediterráneo, Oriente Medio y los países árabes". El Rey ha remarcado que ofrecen "una capacidad de interlocución privilegiada, basada en el respeto y la voluntad de cooperar en tantos ámbitos de interés mutuo e internacional" en una zona, ha enfatizado, "de tanta relevancia estratégica, política y económica".

Felipe VI ha recordado que el mundo es "cada vez más globalizado", en el que están emergiendo "nuevos actores relevantes junto a nuevos riesgos y retos", y considera que en él "sólo cabe asumir una presencia cada vez más potente y activa en la defensa de los derechos de los ciudadanos y en la promoción de nuestros intereses". "Con la voluntad de participar e influir más en los grandes asuntos de la agenda global y sobre todo en el marco de las Naciones Unidas", ha animado.