Actualizado 10/11/2007 17:12 CET

FEMP.- Cuesta acusa al PP de "buscar la confrontación" con la ley de banderas y le tacha de partido "radical"

MADRID, 10 Nov. (EUROPA PRESS) -

El secretario de Política Municipal y Libertades Públicas del PSOE, Álvaro Cuesta, acusó hoy al PP de "buscar la confrontación" también en el municipalismo al presentar en la novena asamblea que se celebra este fin de semana en Madrid una resolución para exigir el cumplimiento de la Ley de Banderas y le pidió que "abandone" iniciativas propias de un partido "marginal y radical".

En rueda de prensa en el Palacio Municipal de Congresos de Madrid, el dirigente socialista reprochó al PP que traiga a debate en la asamblea general de la FEMP sobre símbolos cuyo único objetivo es la confrontación al tiempo que aseguró que en la moción sobre la Ley de Banderas no obtuvo el apoyo en la Mesa de Gobierno Local de todos los representantes de su partido.

A su entender, la enseña española debe ser "elemento de convivencia", por lo que pidió al PP que "deje de tener iniciativas irresponsables propias de un partido marginal y radical". "Es evidente que hay que respetar la ley, pero no hace falta llevar la confrontación a todos los sitios", zanjó el secretario de PSOE, quien atribuyó a los órganos judiciales el cumplimiento de la ley.

"¿A qué viene plantear esta historia aquí --se preguntó Cuesta-- cuando hay jueces que velan por el cumplimiento de las normas y la Constitución?". "Lo que tiene que hacer una federación de municipios y provincias es dar ánimo a quienes por hacer su trabajo asumen un riesgo personal", agregó Cuesta, quien señaló que el PSOE "lleva muchos años plantando cara al terrorismo".

Incidió en este sentido en la importancia que, a su entender, tiene "dar ánimo y solidaridad" a los representantes políticos en Navarra y el País Vasco que "se dejan la piel en defensa de la convivencia y la libertad" y, por ello, son "diana" de la extorsión y la amenaza etarra. Celebró al respecto el homenaje que dio ayer la Federación a estos políticos.

Acusó además al PP de tratar de apropiarse del patrimonio nacional y alegó que la FEMP no puede convertirse en "una especie de gendarmería" que vele por el cumplimiento de la ley. El alcalde socialista de Vitoria, Patxi Lazcoz, consideró por último que éste no es el lugar ni la forma de presentar una resolución como la Ley de Banderas. "No se puede utilizar a la FEMP como si hubiera una auténtica alarma social", concluyó.