Actualizado 02/12/2021 22:05 CET

Fernández Díaz asegura al Congreso que no dio órdenes a su número dos "ni a nadie" para espiar a Luis Bárcenas

Archivo - El exministro Jorge Fernánde Diaz, en su comparecenia ante la 'comision Kitchen'
Archivo - El exministro Jorge Fernánde Diaz, en su comparecenia ante la 'comision Kitchen' - EUROPA PRESS - Archivo

El exministro prefiere "no opinar" sobre si Villarejo reportaba a Sáenz de Santamaría: "No quiero, ni debo ir más allá"

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El exministro del Interior con el PP Jorge Fernández Díaz ha defendido este jueves en el Congreso que no dio órdenes a su secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, para montar un operativo como 'Kitchen', en el que se usó recursos de la Policía al margen de las investigaciones judiciales para supuestamente sustraer información del extesorero del PP Luis Bárcenas.

"Ni al señor Martínez ni a nadie. Sé muy bien lo que significa intentar obstruir a la justicia", ha comentado Fernández Díaz en respuesta al PSOE durante su comparecencia en la investigación del 'caso Kitchen'. El exministro ha reconocido que su 'número dos' le ha "decepcionado profundamente" y ha reiterado que él "nunca tuvo conocimiento" de nada relacionado con este operativo.

"He dicho que me siento decepcionado y prefiero quedarme ahí. Somos humanos y hay cosas que no son buenas para la salud del cuerpo y tampoco para la del alma. La traición es muy dolorosa cuando viene de una persona en la que has confiado plenamente y me quedo ahí", ha reconocido.

Fernández Díaz, que no ha ocultado su indignación con el que fuera su secretario de Estado, se ha preguntado por qué para ejercer su defensa tiene que acusarle de algo que no ha hecho. "Es que además lo dijo él cuando le pregunté. ¿Por qué has hecho esto? Y me dijo que se sintió desamparado", ha recordado.

NUNCA DARÍA "LUZ VERDE" A UNA OPERACIÓN ASÍ

En cualquier caso, Fernández Díaz ha querido ser claro sobre su implicación en la operativa para robar información a Bárcenas. "Si esa operación, y enfatizo el condicional, se realizó, se hizo sin mi conocimiento. A lo mejor porque saben que yo nunca habría dado luz verde a una cosa de esas. ¿Está claro?", ha espetado.

En la declaración del exministro ha tenido un peso muy importante la figura del comisario jubilado José Manuel Villarejo, en especial después de que el diputado de Vox José María Figaredo le preguntase si creía que éste reportaba a la entonces responsable política del CNI, la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría.

"Prefiero no opinar", ha respondido Fernández Díaz, que ha insistido en que no quiere "atacar" y que tampoco estaba "acusando a nadie". "Me estoy defendiendo de imputaciones que se me han hecho e incluso invirtiendo la prueba diabólica de demuestre usted que no ha hecho esto. Perdóneme, pero no quiero ni debo ir más allá", ha añadido.

Pese a descartar referirse a este asunto, el que fuera titular de Interior si que ha relatado cómo se enteró de la existencia de Villarejo. Fue a través de Juan Cotino, ex director general de la Policía Nacional, que le habló de un agente que "podía prestar servicios muy especiales en ocasiones", por lo que era "conveniente" que alguien de su equipo le conociera.

DESEARÍA HABER CONOCIDO ANTES LOS ASUNTOS DE VILLAREJO

Fernández Díaz, que ha sostenido que solo coincidió con el comisario jubilado en dos ocasiones y de forma fortuita, ha explicado que envió a su 'número dos' a hablar con Cotino de este asunto. Sin embargo, ha rechazado que conociera de los encargos privados de Villarejo y que componen las más de 30 piezas separadas de la macrocausa 'Tándem'.

"Ojalá cuando llego al Ministerio hubiese sabido yo cosas que sé, pero no sabía nada. Yo pedí un informe sobre sus actividades cuando vi que salieron cosas", ha señalado el exministro, que se ha valido de su "palabra de honor" para justificarse sobre el conocimiento que tenía por entonces de Villarejo. "Todo el mundo acierta la quiniela al día siguiente del partido", ha apuntado.

En este sentido, Fernández Díaz ha querido hacer énfasis en que todas las "actividades presuntamente irregulares" cometidas por Villarejo "llevan muchos años" gestándose, y no nacieron durante los años de su mandato en Interior. "No acuso a nadie, lo que quiero decir es que ahí había algo y que seguía actuando", ha repetido.

SIENDO MINISTRO, NI SABÍA DEL REGISTRO DE GÉNOVA

Así, ha puesto como ejemplo que durante el registro que se llevó a cabo en la sede del PP en Génova se le puso "cara de tonto" porque, al ser por orden judicial, "el ministro no sabía nada". "Son las reglas del juego del Estado de derecho", ha apuntado sobre la necesidad de secretos en actuaciones judiciales.

Tras recordar que ha presentado un escrito contra su procesamiento en la pieza 'Kitchen', Fernández Díaz se ha mostrado visiblemente enfadado después de que el portavoz de Ciudadanos, Edmundo Bal, le recordase que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García-Castellón ha llegado "al convencimiento" de que él estaba en el centro de la operación.

"¿Y eso es palabra de Dios o qué? Por favor. El juez puede decir lo que quiera, está recurrido. Cada día tiene su afán", ha respondido Fernández Díaz, que ha cargado duramente contra Bal por acusarle de tener "interés" en ocultar los casos de corrupción del Partido Popular durante su etapa al frente del Ministerio.

BÁRCENAS "NO ERA TESORERO DE INTERIOR"

A este respecto, el exministro ha recordado que es el magistrado el que dice que Kitchen fue "una operación diseñada y que empieza en Interior". "Pero la Fiscalía no dice eso ni yo tampoco. En la historia ha habido casos y sabe Dios que yo no acuso a nadie, pero hubo el caso Gal o Faisán. Pero de este no podría decirse que había nacido en Interior. Oiga, porque Bárcenas no era tesorero de Interior", ha esgrimido.

El interrogatorio por parte del dirigente de la formación naranja ha soliviantado a Fernández Díaz, que se ha mostrado aireado en gran parte de sus respuestas. "No diga lo que quiera en relación a mi dignidad", le ha advertido, para después añadir: "Me enfado con usted porque pensaba que era una persona con más solvencia".

El PSOE le ha preguntado si está dispuesto "salvaguardar" al expresidente del Gobierno Mariano Rajoy, a lo que Fernández Díaz ha contestado que él no tiene conocimiento de la implicación del PP en el operativo bautizado como 'Kitchen'. "No lo hubiera tolerado nunca, le doy mi palabra de que no. Todo el mundo tiene códigos", ha apuntado.

"YO NO ACUSO A NADIE"

Sobre la posible implicación de Rajoy, Fernández Díaz ha dicho que él "no acusa a nadie". "Yo estoy ejerciendo mi derecho a la defensa, me estoy defendiendo", ha comentado sobre su imputación, quejándose de que "a veces se invierte la presunción de inocencia". Además, el exministro ha descartado que Rajoy le pidiera interceder ante Villarejo: "No recuerdo en absoluto esto".

También ha dicho que fue su director en la Policía, Ignacio Cosidó, quien propuso a Eugenio Pino como director adjunto operativo (DAO) y ha reconocido que su entrevista con el director Antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso, se grabó a propuesta del propio Pino, pasando luego a ser custodiado por Asuntos Internos al objeto de "tratar cuestiones operativas" extraídas de aquella conversación de 2014 y filtrada a la prensa en plena campaña electoral de 2016.

La transcripción de aquel encuentro ha centrado buena parte de su declaración, llevando al exministro a asegurar que conoce a la persona que habría manipulado los audios. "Lo se y no lo puedo decir porque no lo puedo demostrar y no estoy para que me presenten querellas. No tengo pruebas pero tengo la convicción moral. Qué quiere usted, no se puede acusar sin pruebas", ha revelado.

En este contexto, Fernández Díaz se ha mostrado convencido de que el contenido de las grabaciones fue alterado a posteriori. "Digo, afirmo y reafirmo que esas cintas fueron manipuladas con la intención, como objetivamente han conseguido, de dañarme", ha continuado, descartando que algunas de las expresiones utilizadas por él en las mismas no corresponden con su "léxico".

621510.1.260.149.20211202193658
Vídeo de la noticia

Para leer más