Fiscal mantiene petición de 5 años y medio de prisión para un presunto yihadista que tenía un manual de guerrilla urbana

Publicado 13/12/2018 17:18:02CET

MADRID, 13 Dic. (EUROPA PRESS) -

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha elevado a definitivas este jueves la petición de pena de cinco años y medio de prisión para un presunto yihadista que guardaba en su móvil un manual de cómo montar una guerrilla urbana y que compartió en redes sociales imágenes y comentarios afines al ideario del Daesh.

La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha celebrado durante dos días el juicio contra Yasim Abrahimi, acusado por los delitos de autoadoctrinamiento, enaltecimiento terrorista y de descrédito a sus víctimas.

Según el escrito de acusación, Abrahimi era muy activo en redes sociales desde febrero de 2013, donde publicaba "sin ningún tipo de restricción" comentarios que ensalzaban y justificaban las acciones terroristas de índole yihadista, como la foto de una tarta que celebraba el ataque a las Torres Gemelas y textos atribuidos al propio Bin Laden.

Coincidiendo con los atentados de París en noviembre de 2015, el acusado elevó la privacidad de su perfil, restringiendo así el acceso a gran parte del público. Si bien, todo lo publicado hasta el momento sirvió a los investigadores para alertar de una "serie de indicadores extremadamente preocupantes" sobre su "radicalización" y que les hizo pensar que podría cometer algún acto terrorista, según ha dicho uno de ellos que ha comparecido en el juicio como testigo-perito.

De hecho, otro de los agentes que también ha testificado se infiltró y consiguió "hacerse su amigo" en Facebook y comprobó que las publicaciones de Abrahimi iban destinadas a animar a "ir a la zona de conflicto", a hacer la yihad y glorificar a los combatientes del Daesh. Ante esto, otro de sus compañeros ha puntualizado que debido a la dificultad para viajar hasta Siria, no es necesario trasladarse hasta allí, ya que se "puede cometer algún acto en suelo occidental".

MEDIDAS DE SEGURIDAD MUY ALTAS

Asimismo, los investigadores han explicado ante el tribunal presidido por el magistrado Alfonso Guevara que el acusado usaba "medidas de seguridad muy altas" para que los contenidos que almacenaba en su teléfono móvil, algunos procedentes de la agencia de propaganda yihadista Al Amaq, no fuesen interceptados.

Cánticos o "croquis" sobre los distintos movimientos de las tropas de infanterías era lo que guardaba Abrahimi en dicho dispositivo, los cuales "no los puede descargar cualquiera", pues "tiene que conocer el enlace para poder acceder al contenido". Por todo ello, consideran que tiene alguna vinculación con la organización terrorista.

Tras escuchar a estos investigadores y visualizar los documentos que fueron incautado, el fiscal Pedro Rubira ha pedido al tribunal que le condene a dos años y seis meses de prisión y multa de 2.880 euros por un delito de enaltecimiento terrorista y de descrédito de sus víctimas. Además, solicita que también se le imponga otros tres años de prisión por un delito de autoadoctrinamiento terrorista.