Publicado 19/08/2022 18:05

Fiscalía instó en mayo a reforzar la vigilancia y los controles en líneas de ferrocarril ante posibles incendios

Un miembro de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales trabaja en el incendio forestal que va desde Alcublas hasta las poblaciones de Bejis, Teresa, Toras y Altura en la comarca del Alto Palancia (Castellón).
Un miembro de las Brigadas de Refuerzo de Incendios Forestales trabaja en el incendio forestal que va desde Alcublas hasta las poblaciones de Bejis, Teresa, Toras y Altura en la comarca del Alto Palancia (Castellón). - Rober Solsona - Europa Press

El Ministerio Público asegura que 177.309 hectáreas se han visto afectadas por los incendios

MADRID, 19 Ago. (EUROPA PRESS) -

El fiscal de Sala coordinador de la Unidad de Medio Ambiente, Antonio Vercher, envió en mayo un oficio a los fiscales delegados en el que les instaba a reforzar la vigilancia respecto a los planes de defensa de incendios y a realizar controles en las líneas de ferrocarril y demás infraestructuras "situados en terrenos forestales que impliquen riesgo de incendio".

Así lo ha informado la Fiscalía General del Estado en un comunicado, emitido este viernes y recogido por Europa Press, que tiene lugar en la misma semana en la que varios viajeros de un tren de Renfe que cubría el trayecto entre Valencia y Zaragoza resultaron heridos al salir de los vagones, cuando el convoy detuvo su marcha para regresar ante la proximidad del incendio de Bejís.

Según ha precisado el Ministerio Público, Vercher remitió el oficio "ante las previsiones de altas temperaturas y menor volumen de precipitaciones". En el documento enviado a las Secciones de Medio Ambiente también pedía a los fiscales que "realizaran controles --a través las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y agentes competentes-- en vertederos, líneas eléctricas, líneas de ferrocarril, zonas recreativas, e incluso campamentos infantiles y juveniles situados en terrenos forestales que impliquen riesgo de incendio forestal".

Tras realizar dichos controles, se debía también comunicar a los titulares --tanto públicos como privados-- que tenían que "adoptar las medidas procedentes para evitar incendios en estas zonas".

CONSECUENCIAS EN AGUAS SUBTERRÁNEAS

En el marco del comunicado, la Fiscalía General del Estado y su Unidad de Medio Ambiente y Urbanismo han asegurado que "siguen muy pendientes de la evolución de los incendios forestales" y han recordado "la importancia de disponer de planes de prevención".

Según los datos que maneja el Ministerio Público hasta el pasado 15 de agosto, "en España se han visto afectadas 177.309 hectáreas (según el seguimiento de grandes incendios de más de 300 hectáreas), aproximadamente, especialmente en las provincias de Zamora, Lugo, Orense y Zaragoza". Detrás de la mayoría de dichos incendios, está presuntamente la interacción humana con el bosque, "sea por una razón intencional o por comportamientos negligentes como el uso de máquina, determinadas herramientas o colillas".

Así las cosas, la Fiscalía ha subrayado la importancia de una "correcta valoración de las consecuencias en los acuíferos y aguas subterráneas". Según ha precisado, los incendios tienden a reducir la cantidad de agua que se infiltra en el subsuelo, "sin olvidar que se degrada su calidad por la contaminación existente en el bosque que se libera a las escorrentías que arrastra la lluvia, proceso que tiene lugar como consecuencia del incendio, de las llamas".

En este sentido, ha advertido que los incendios forestales provocan "considerables alteraciones en el medio físico", materializadas en "impactos negativos sobre la flora y fauna". Por ello, ha insistido en que es "indispensable" extremar las precauciones para cuidar y preservar nuestros bosques.

Más información