Gallardón y Fernández Díaz celebran el diálogo entre Rajoy y Mas pero recuerdan que la línea roja es la ley

Actualizado 07/07/2015 20:29:01 CET

Ministro Interior cree que "hay muchísimas cosas de las que hablar" en la reunión porque "hay vida más allá del 9 de noviembre"

MADRID, 29 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, y el del Interior, Jorge Fernández Díaz, han afirmado este martes que el hecho de que vaya a haber un diálogo entre el presidente del Gobierno y el de la Generalitat de Cataluña es un hecho positivo, pero han recordado que, como gobernantes, tanto Mariano Rajoy como Artur Mas deben cumplir y hacer cumplir la Constitución.

"El hecho mismo de que se produzca una reunión, una conversación, un diálogo, ya me parece positivo", ha declarado Gallardón a los periodistas tras presentar el Estatuto de la Víctima del Delito en el Ministerio de Justicia junto a Fernández Díaz y a la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

Sin embargo, el ministro de Justicia ha recordado que, cuando asumió su cargo, Rajoy juró ante el Rey Juan Carlos que iba a "guardar y hacer guardar la Constitución". Por lo tanto, "la actuación pública y política de cualquier gobernante, desde el presidente del Gobierno hasta el presidente de una comunidad autónoma, tiene que estar siempre del compromiso de cumplir ese juramento", ha subrayado.

En el mismo sentido, el titular de la cartera de Interior ha afirmado que el presidente del Gobierno "ha estado dispuesto en todo momento" a recibir a Mas, y ha agregado que el hecho de que se vayan a reunir el miércoles en La Moncloa "ya es bueno".

No obstante, ha criticado que, en un primer momento, el presidente autonómico solicitara el encuentro "a través de los medios de comunicación". "Eso no son formas, es absolutamente inaceptable", pero "me alegro de que finalmente haya pedido por los cauces adecuados que se celebre esa entrevista", ha manifestado.

Según Fernández Díaz, "hay muchísimas cosas de las que hablar" en esa reunión porque los ciudadanos catalanes tienen, "como el conjunto de los españoles, muchos problemas". "Hay vida más allá del 9 de noviembre y de las quimeras o los deseos que tengan algunos dirigentes políticos" ha dicho en referencia a la consulta soberanista que pretende celebrar el Ejecutivo catalán.

En este contexto, ha instado a los dirigentes nacionalistas a pensar "si esos deseos se pueden hacer o no realidad y a qué precio", y les ha recordado que "en ningún caso" podrán ir "más allá de la ley". "Hay cosas que no pueden decidir ni el señor Rajoy ni el señor Mas, porque no está en sus manos decidir acerca de la unidad de España ni de la soberanía nacional, que está en manos del conjunto de los españoles. Sobre eso no hay nada que hablar", ha recalcado.

Para leer más