Gallegas.- Quintana atribuye los 150 contratos de Louzán a que el BNG le puede "restar" un escaño al PP en Pontevedra

Actualizado 24/02/2009 13:31:43 CET

Dice que un pacto entre él y Touriño es "garantía" de "estabilidad" de gobierno y ve errada la estrategia con el gallego de Feijóo

LA CORUÑA, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El candidato del BNG a la Presidencia de la Xunta, Anxo Quintana, atribuyó hoy al "nerviosismo" por que el Bloque le "reste" un diputado al PPdeG en la provincia de Pontevedra el hecho de que el presidente de la diputación, Rafael Louzán, haya sacado en plena campaña electoral 150 contratos en la institución provincial.

En un desayuno con periodistas en un hotel coruñés, organizado por la Asociación de la Prensa de A Coruña, Quintana, que rechazó unirse a la porra de los medios que le siguen en la caravana, auguró que el BNG "subirá en las cuatro provincias", pero volvió a avisar de que "se jugará por pocos votos" y de ahí la "importancia" de que haya una votación masiva el próximo 1 de marzo.

El líder nacionalista recordó su afirmación de que "el PPdeG bajará, el PSdeG se quedará con un resultado muy parecido y el BNG tendrá un ascenso importante" y crecerá, según precisó, "en todas las circunscripciones".

Con todo, centró sus comentario sólo en la provincia de Pontevedra, en donde aspira a quitarle un diputado a los 'populares' y, por eso, consideró que Louzán "contesta con un mecanismo ilegal de contratación para salvar unos votos en base a lo que siempre hizo el PP".

Así, con este escenario que el cabeza de cartel del Bloque calificó de "esperanzador", el BNG, según dijo, "encarará con valentía y firmeza" la aplicación del programa. En este sentido, eludió responder a si se endurecerían las negociaciones con el PSdeG, pero sí resaltó que cuando él se sienta con el candidato socialista se "llega a acuerdos".

"ESTABILIDAD" DEL GOBIERNO

"Eso es un enorme factor de estabilidad y una garantía para el gobierno", aseveró el candidato nacionalista, quien afirmó que con él resulta "fácil" sentarse en una mesa de conversaciones. Además, rechazó que Galicia "copie" a Alemania a la hora de pactar el gobierno, en el sentido de que socialistas y conservadores dejen fuera al Bloque de un bipartito.

"Vamos a copiar a Alemania en otras cosas", zanjó el nacionalista, que durante esta campaña puso como ejemplo las políticas económicas de este país al respecto de la nacionalización con la banca para defender su propuesta de crear un instituto de crédito gallego "entendido como una banca pública", iniciativa que hoy volvió a mencionar.

En su exposición inicial, Anxo Quintana constató que en el tramo final de la campaña se han cumplido las "expectativas" de campaña esperadas al respecto del BNG y PPdeG. Sobre este último partido, observó que ha desarrollado una estrategia de "mentira y desmovilización", mientras que los nacionalistas "están ganando la partida".

A este respecto, el cabeza de cartel avisó al PPdeG de que "ha pinchado" en el electorado nacionalista porque están "acostumbrados" a este tipo de estrategia y era el "acicate" que precisaban los votantes del BNG.

Acerca de la campaña del PSdeG, en el que no ve "un cambio de estrategia", y consideró que "en los mítines hay que agudizar el ingenio", en relación a las palabras de Touriño en los últimos días en los que se ha constatado un cierto desmarque de sus socios de gobierno.

LENGUA

Preguntado por la incursión del debate de la lengua en la campaña, el líder nacionalista quiso hacer "una afirmación" sobre la forma de tratar este asunto por parte del PPdeG y su líder, Alberto Núñez Feijóo, y aseguró que "el porcentaje de votantes que hablan gallego y español del PPdeG no es muy diferente a la que tiene el BNG".

En este sentido, consideró que Feijóo está haciendo una campaña "dirigida a los que hablan castellano y que 'lle queren mal ao galego' --que no quieren el gallego--", y tachó de "irresponsabilidad" que el candidato 'popular' se dé "un barniz galleguista" que "no entienden sus votantes".