García Egea acusa a Borrell de "arrastrarse" ante el independentismo y de enviar a Iglesias de "emisario" a la cárcel

Entrevista en RNE al secretario general del PP, Teodoro García Egea
RNE
Publicado 19/10/2018 9:43:04CET

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha acusado al ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, de "arrastrarse" ante el independentismo catalán para conseguir su apoyo a los Presupuestos. Al tiempo ha criticado que el Gobierno "mande de emisario" al líder de Podemos, Pablo Iglesias, a negociar a la cárcel de Lledoners con el líder de ERC, Oriol Junqueras.

Después de que Borrell mostrara su convicción de que ERC y PDeCAT terminarán apoyando los Presupuestos Generales del Estado de 2019 del Gobierno, en declaraciones a RNE, recogidas por Europa Press, García Egea ha cargado contra el ministro, asegurando que esas palabras minan su crédito y ha recordado que hace un año encabezaba manifestaciones contra el separatismo en Cataluña.

"Qué pena que lo diga Borrell", ha señalado el dirigente 'popular', recalcando que se está "arrastrando" ante el independentismo con el objetivo de mantener al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en La Moncloa.

"Ha destruido su imagen publica y ha destrozado la poca credibilidad que tenía, se arrastra por un puñado de votos", ha criticado García Egea, quien ha puesto el acento en que Iglesias acuda de "emisario" a la cárcel de Lledoners, donde hoy se reúne con Junqueras, con el "silencio cómplice" del Ejecutivo.

El número 'dos' de Génova ha recalcado que es insólito el encuentro en prisión y ha criticado que las cuentas del Estado se tienen que negociar en el Congreso de los Diputados "con luz y taquígrafos" y no en un "bis a bis".

A su juicio, esta reunión en Lledoners supone un "insulto" a los jueces y ha pedido al Gobierno que deje trabajar al estado de Derecho y no "desproteja" a jueces y fuerzas de seguridad del Estado.

De esta manera, García Egea ha mostrado su escepticismo con que el Gobierno no vaya a interferir en la Fiscalía en el juicio del procés, condición que exige ERC para apoyar las cuentas en el Congreso. "No me fío, ni yo ni los españoles", ha recalcado, asegurando que la credibilidad del Gobierno socialista está "por debajo de cero".