Actualizado 25/09/2009 21:40 CET

El general español Pedro Pitarch cede el mando del Eurocuerpo al general alemán Hans Lothar Domröse

MADRID, 25 Sep. (EUROPA PRESS) -

El teniente general del Ejército de Tierra español Pedro Pitarch Bartolomé cedió hoy el mando del Cuerpo de Ejército europeo, en Estrasburgo (Francia), al general alemán Hans Lothar Domröse, tras haber cumplido dos años al frente de la fuerza multinacional, según informó en un comunicado el Eurocuerpo.

La ceremonia de relevo de mando del general Pitarch estuvo presidida por los jefes de Estado Mayor de la Defensa de España, Francia, Alemania, Bélgica y Luxemburgo. El jefe saliente del Eurocuerpo se despidió de su unidad con un discurso en francés, inglés, español, neerlandés y alemán, en el que recordó la importancia del Eurocuerpo porque "representa "otra forma de cooperación político-militar que está muy próxima al concepto de cooperación estructurada permanente establecida en el Tratado de Lisboa".

Entre los más de 600 invitados participantes en la ceremonia de despedida del general Pitarch, asistieron numerosas personalidades civiles, religiosas y militares. Entre otros, acudieron el prefecto de Alsacia, Pierre-Etienne Bisch; el senador y alcalde de Estrasburgo, Roland Ries; el secretario de Estado de Defensa de Rumanía, Dan Tataru; parlamentarios de varios países; la embajadora de España ante el Consejo de Europa, Marta Vilardell y el cónsul general de España, Alberto Escudero.

También fueron testigos del relevo los embajadores ante el Consejo de Europa de Bélgica, Alemania, Italia, Francia, Bélgica, Luxemburgo, Polonia y Rumania; el presidente de la Asamblea Europea de Seguridad y Defensa, Robert Walter, y los cónsules generales de Austria, Alemania, Turquía y los Estados Unidos de América.

Por primera vez en la historia del Eurocuerpo, asistieron a la ceremonia el presidente del Consejo musulmán de Alsacia, Driss Ayachour, el presidente de la Iglesia reformada de Alsacia y Lorena, Geoffroy Goetz, el gran rabino de Estrasburgo, René Gutman y el representante del Arzobispo de Estrasburgo, Guy Criqui.

Más de cincuenta generales de toda Europa acudieron en esta ocasión a Estrasburgo, entre los que se encontraban, además de los jefes de Estado Mayor de la Defensa de las naciones marco, el teniente general Vandenput, jefe de la Casa Real belga, el teniente general Budde, jefe de Estado Mayor del Ejército alemán, el teniente general Sánchez-Lafuente, jefe del Cuartel General Terrestre de Alta Disponibilidad de Bétera (Valencia).

El Eurocuerpo aseguró que los dos años de mandato del teniente general Pitarch "han estado marcados por un exigente programa de adiestramiento para operar tanto en el marco de la Política Europea de Seguridad y Defensa como en el de la OTAN".

"En este tiempo, el Eurocuerpo se ha preparado para su próximo desafío como Fuerza de Respuesta de la OTAN en 2010 y el despliegue en Afganistán en 2012. En este mismo periodo, ha entrado en vigor el Tratado de Estrasburgo que convierte al Cuerpo de Ejército Europeo en la única unidad multinacional europea regida por una ley específica", destacó la fuerza multinacional.

Durante la ceremonia, el general Pitarch fue nombrado comendador de la Legión de Honor de la República Francesa --máximo grado posible para un no francés--, así como Gran Oficial de la Orden de la Corona del Reino de Bélgica. Fue además condecorado con la Cruz de Oro de las Fuerzas Armadas de Alemania.

En su discurso de despedida, el general destacó el respaldo recibido del pleno del Parlamento Europeo que, en dos ocasiones en los últimos dos años, ha aprobado sendas resoluciones sobre el Eurocuerpo, proponiendo que la unidad fuese "una fuerza permanente bajo mando de la Unión Europea" y "el núcleo de una fuerza de 60.000 soldados permanentemente disponibles".

El general Pitarch describió al Eurocuerpo como "una de las mejores unidades europeas, si no la mejor", y resaltó la reciente incorporación de Italia como nación asociada junto a Grecia, Turquía, Austria y Polonia, la inminente incorporación de oficiales de Rumania y los Estados Unidos, así como el proceso de acceso de Polonia a la condición de nación miembro de pleno derecho, siendo ésta la primera ocasión en que un general no perteneciente a una de las cinco naciones marco, un general polaco, había formado en una ceremonia militar del cuartel general del Eurocuerpo al frente de una de sus divisiones.