Actualizado 26/04/2007 22:11 CET

La Generalitat abrirá este año delegación en París y Berlín, y después en Nueva York, México, Buenos Aires y Pekín

BARCELONA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El conseller de la Vicepresidencia de la Generalitat, Josep Lluís Carod-Rovira, explicó hoy en el Parlament que el Govern abrirá este año sendas delegaciones exteriores en París y en Berlín, reforzando las oficinas sectoriales catalanas ya presentes. Probablemente será en otoño, tras nombrar a dos delegados.

Después, se prevé abrir también en esta legislatura sendas delegaciones en Nueva York, México DF, Buenos Aires y Pekín, también aprovechando y reforzando la presencia sectorial ya existente.

Carod explicó que se aumentará el rango institucional de la Maison de la Catalogne, en París, para que sea una Delegación de la Generalitat ante Francia y ante la Unesco, "en colaboración y lealtad con el Ministerio Exteriores" español.

Éste es el principio de un proyecto de ampliación de la red de delegaciones, para que sean "auténticos órganos de representación institucional". Además de la capital francesa, la otra prioridad es la alemana, de donde procede "una parte muy importante del turismo y de la segunda residencia", además de los "más que importantes" intercambios económicos y comerciales.

Recordó que en Berlín ya están el Copca y el Icic, y explicó que, junto a su personal, se reforzará la presencia catalana en esa capital para que no se limite a las competencias del Copca y del Icic.

También prevén delegación en Nueva York, pensando tanto en Estados Unidos como en la ONU, y para reforzar las presencias sectoriales que ya existen; en México, pensando en América Latina y el Caribe; y Buenos Aires, también pensando en Sudamérica. En ambas ciudades también se aprovechará la presencia ya existente, e intentando tener sede en los 'casals'. Y se prevé estar en Asia, igualmente aprovechando las presencias sectoriales.

Lo dijo esta tarde ante la comisión parlamentaria de Acción Exterior y de la UE. CiU reprochó a Carod que no lo anunciara en su intervención inicial, teniendo en cuenta que ya lo había dicho a TV3, que lo emitió en el informativo del mediodía. El conseller lo explicó en su turno de réplica a los grupos parlamentarios.

El conseller destacó que el artículo 20 del Estatut prevé oficinas y delegaciones en el exterior, competencia que ahora tendrá "cobertura legal" aunque "ya era ejercida" por el Govern.

Así, constató que desde hace veinte años se ha ido tejiendo una red de más 50 oficinas sectoriales -como turismo, comercio exterior, captación de inversiones y contratación en origen--, además de sendas oficinas en Perpignan, Madrid, Bruselas y París.

La intención del Govern es uniformizar el modelo de presencia exterior catalana, reorganizándola "con criterios de eficacia en la gestión de los recursos públicos"; por ejemplo, que las oficinas catalanas en una misma ciudad compartan espacio siempre que sea posible, y que creen sinergias.

Carod afirmó que se abrirán delegaciones en el exterior con más "calidad" que "cantidad", de manera que estén "completamente justificadas" y estrictamente "vinculadas a las competencias" que tenga Catalunya. Con esas delegaciones, se ayudará al trabajo de Catalunya en el extranjero desde varios ámbitos.

COLABORACIÓN INTERDEPARTAMENTAL.

El conseller anunció también que se aprobará próximamente un decreto de coordinación de la acción exterior del Govern para crear una comisión interdepartamental de acción exterior, presidida por el propio Carod, y con la participación de todas las consellerias.

Además, el Govern quiere actualizar la ley de 1996 de apoyo a las comunidades catalanas en el exterior, "para convertirla en la ley de la Catalunya exterior" y crear la "agencia de la Catalunya exterior", que agilice la gestión de las ayudas a estas comunidades, sin depender de "la coyuntura política".

En cuanto al Patronat Català Pro Europa, el Govern quiere reforzarlo para que trabaje con "todos" los países europeos, y no sólo los de la UE. Jurídicamente, seguirá siendo un consorcio del Govern y de las principales instituciones catalanas, pero se trabajará para que entren otras entidades para "reforzar más su vertiente empresarial", algo que se propondrá en el pleno del Patronat, que Carod prevé para antes de acabar junio.

Carod también explicó que los países "prioritarios" para Catalunya en política exterior son los vecinos; después, los "partenaires económicos", como Alemania, Inglaterra, Estados Unidos y Japón; América Latina, y los países emergentes, como Brasil, India y China.

Explicó que trabaja en la posibilidad de acuerdos-marco de colaboración bilateral, que incluyan comisiones bilaterales para hacer un seguimiento de esa relación y establecer nuevos objetivos; ya Maragall firmó un pacto así en 2006 en Uruguay, y ahora se pretende con Andorra, Chile y Argentina, entre otros, y realizará una reunión con Uruguay en los próximos meses.

Pero todo esto no puede ir en detrimento de establecer relación con gobiernos subestatales, lo que puede ser, además, "una puerta abierta privilegiada" para relacionarse con el Gobierno estatal correspondiente.

CRÍTICAS DE CIU, PP Y C'S.

El diputado de CiU Carles Pellicer destacó que la federación ya dejó una "política (exterior) preparada". Le reprochó no haber hablado de deporte catalán y de internacionalización de la cultura catalana y de lengua.

Después, Rosa Fortuny (CiU) reprochó a Carod que, en su intervención inicial, no concretara las ciudades donde la Generalitat prevé abrir delegaciones, teniendo en cuenta que el informativo de TV3 de mediodía ya lo había desvelado. Lo consideró "una falta de respeto" a la cámara.

Además, Fortuny le pidió información "en profundidad" sobre los resultados de sus viajes a la India y a Laussane, conde se reunió con el presidente del CIO, Jacques Rogge.

En su turno de réplica a los grupos parlamentarios, Carod dijo que antes del gobierno del tripartito había "una fachada" pero "despachos vacíos", porque la contribución exterior de Jordi Pujol no quedó suficientemente rematada con acción de gobierno.

Por su parte, Francesc Boya (PSC-CpC) apoyó a Carod tras la crítica de CiU sobre el anuncio de las delegaciones catalanas en el extranjero.

Marta Cid (ERC) dijo también que su grupo "no siente que se le haya faltado al respeto". Pero su intervención fue la que dio lugar a que Carod concretara, al responderle, la apertura de delegaciones. Francesc Pané (ICV-EUiA) apoyó también la intervención Carod.

Montserrat Nebrera (PP) criticó a Carod por hablar de Catalunya y de España "como si fueran dos realidades diferentes", y preguntó si se pretende que las delegaciones en el extranjero sean una especie de embajadas. Además, reiteró la pregunta de CiU sobre los resultados del viaje a la India, teniendo en cuenta el alto coste de un desplazamiento como ése.

José Domingo (C's) dijo que la intervención de Carod de hoy es "correcta" para los independentistas, pero no desde el punto de vista institucional. Para él, las relaciones bilaterales a las que aspira el Govern deben enfocarse en "colaborar con la acción exterior española". Además, pidió información sobre el proyecto de juegos olímpicos para países sin Estado, como anunció el Govern tras reunirse con Jacques Rogge.

Carod destacó que el viaje a la India sirvió, entre otras cosas, para acordar que Catalunya sea invitada en el congreso de BioAsia, que comparó a la importancia de la Feria del Libro de Frankfurt en otro sector.

También aludió a un lectorado de catalán en Nueva Delhi -destacó que el catalán es la única lengua latina que tiene diccionario de sánscrito--; que habrá estudiantes catalanes que se podrán formar en esa misma ciudad.

En un segundo turno de los grupos, Nebrera preguntó a Carod sobre las declaraciones del conseller republicano Josep Huguet, quien apostó por ampliar el concepto de puente aéreo a varias ciudades europeas y "liberarse" del de Madrid. La pregunta quedó sin respuesta.