Gibraltar critica la política "beligerante" del PP sobre el Peñón: "Su enfoque se asemeja más al de Franco y Castiella"

Publicado 25/10/2018 19:20:20CET

MADRID, 25 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Gibraltar ha criticado este jueves la política "beligerante" y "obsoleta" del PP con respecto a la soberanía del Peñón, con un enfoque basado en "generar odio a través de la desinformación", al defender recuperar la oferta de cosoberanía sobre la colonia que lanzó en 2016 el entonces ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo.

Tanto el líder del PP, Pablo Casado, como el exministro García-Margallo cargaron ayer contra la "absoluta rendición" del Gobierno socialista de Pedro Sánchez, en el marco de las negociaciones por el Brexit, por no reclamar la cosoberanía sobre Gibraltar. Aquella propuesta la planteó Margallo en 2016, pero Reino Unido no la atendió.

El sucesor de Margallo, Alfonso Dastis, reconoció que era una propuesta "imbatible" pero asumió que la negociación sobre Gibraltar en el marco del Brexit debía centrarse en resolver asuntos "irritantes".

En opinión del Gobierno gibraltareño, este enfoque de Casado y Margallo respecto al Peñón es propio de una "mentalidad del siglo XVIII" y "se asemeja más al del general (Francisco) Franco y su ministro de Exteriores Castiella --Fernando María Castiella, ministro de Exteriores con Franco-- que lo que cabría esperar de una sociedad democrática moderna en el siglo XXI".

"El pueblo de Gibraltar no desea compartir ni transferir nuestra soberanía a España de manera total ni parcial. Al Partido Popular no parece importarle nuestros deseos. La política de hacerse con la soberanía del Peñón en contra de los deseos de su pueblo surgió del régimen racista del general Franco", ha subrayado el ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo.

"Parece que esa política sigue viva en el seno del PP, incluso en este momento en el que está liderado por un hombre que nació en la democracia. El señor Casado ha maridado el enfoque de Margallo con el de Castiella", ha agregado.

Igualmente, ha lamentado la "obsesión insalubre" que la formación liderada por Pablo Casado tiene con Gibraltar y ha denunciado su "enfoque basado en generar odio a través de la desinformación. "No parece comprender que su política de conflicto y confrontación no beneficia a nadie y que debería ser confinada al vertedero de la historia donde pertenece", ha subrayado.

En esta misma línea, el Gobierno gibraltareño ha advertido al PP de que "debe comprender que ni Gibraltar, ni tampoco Reino Unido" sin su consentimiento, "entrarán jamás en un proceso de negociación de soberanía con España". En este sentido, Picardo ha recalcado al PP "o cualquier otro partido que piense que la soberanía se encuentra abierta a discusión o negociación" que "eso no va a ocurrir".

"Ya dijimos "no way, José" (nada de eso, José) al señor Margallo en 2016 y es una pena que ni él ni sus colegas --del PP-- hayan abierto los ojos. A estas alturas, deberían saber que ni sus amenazas ni sus alicientes nos harán cambiar nuestra posición", ha señalado.

En cualquier caso, Gibraltar ha recalcado que "desea mantener relaciones normalizadas y amigables" con España al ser un país vecino y la parte más cercana de la Unión Europea una vez que haya salido de ella, algo que "también beneficia" a los intereses españoles, y ha afeado al PP que sea "la excepción" por "continuar promoviendo el conflicto en lugar de la cooperación".

"Al continuar su enfoque obsoleto basado en la confrontación corren el riesgo de socavar los lazos económicos estrechos y positivos que existen entre Gibraltar y la región vecina", ha apostillado en un comunicado.

Por contra, el Ejecutivo gibraltareño ha agradecido al Gobierno de Pedro Sánchez que "haya deseado priorizar los intereses de la gente de la región" en este tema "y haya tendido la mano de la amistad al pueblo de Gibraltar". "Ese sí es un enfoque moderno", ha concluido.