Girauta acusa a Borrell de tener prejuicios antiisraelíes: "Su nuevo puesto no es una buena noticia para Israel"

Publicado 23/10/2019 17:21:44CET
Juan Carlos Girauta en Ciudadanos Toledo
Juan Carlos Girauta en Ciudadanos Toledo - EUROPA PRESS - Archivo

MADRID, 23 Oct. (EUROPA PRESS) -

El dirigente y diputado de Ciudadanos Juan Carlos Girauta considera que el actual ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, tiene "prejuicios" antiisraelíes, así que cree que su futuro puesto, el de alto representante de la UE, "no es una buena noticia para Israel.

"Borrell sigue una línea, común en la UE, que está sesgada. No creo que su nuevo puesto sea una buena noticia para Israel. Tiene este prejuicio, y es lamentable", ha dicho Girauta en declaraciones al diario israelí 'Jerusalem Post'.

Pese a las críticas este dirigente, otros en Ciudadanos han elogiado a Borrell y saludado su nombramiento: "Su compromiso con los valores de la UE, que ha demostrado sobradamente en la lucha contra el nacionalismo identitario y excluyente, le hacen el candidato ideal", dijo de él el eurodiputado Luis Garicano.

No obstante, el análisis de Girauta, que preside el Intergrupo de Amistad con Israel del Congreso, sí coincide con algunos artículos ya publicados por diarios israelíes de tinte conservador desde que se conoció la elección de Borrell como alto representante.

Según el 'Post', Girauta considera que las inminentes elecciones en España no supondrán cambios para las relaciones de España con Israel --que el diario califica como una de las más difíciles en el seno de la UE--. En todo caso, cree que podría haber una mejora como consecuencia de la marcha del ministro de Exteriores.

De hecho, el diputado atribuye a Borrell, y también a Podemos, la "posición altamente crítica" --en palabras del diario-- del Gobierno de Pedro Sánchez hacia Israel.

También dice que la formación 'morada' ha recibido apoyo financiero de Irán y de Venezuela y que es la responsable de las mociones llamando al boicot a Israel que han aprobado varios municipios españoles en los últimos años, hasta que la Justicia las rechazó a instancias de la organización pro-israelí ACOM.

Girauta cifra en 52 los casos judiciales que ha ganado ACOM contra estas mociones --ha perdido uno-- y afirma que muchos casos no llegan a los tribunales porque los Ayuntamientos dan marcha atrás para evitar una batalla judicial.

El diputado cree que Podemos perderá apoyo en las elecciones del 10 de noviembre, algo que a Israel debería gustarle, y evita valorar el impacto electoral de las protestas en Cataluña, aunque sí opina que el partido en el Gobierno puede sufrir un castigo por la inestabilidad política. En su opinión, Sánchez puede recibir un varapalo por obligar a la gente a votar demasiado a menudo: "Eso puede ser bueno para Italia, pero no para España", dice.