El Gobierno aprueba instrucciones para autorizar a británicos a vivir y trabajar en España en caso de Brexit sin acuerdo

Economía.- Calviño dice que la demanda interna permite "capear" la desaceleració
Eduardo Parra - Europa Press
Publicado 22/03/2019 14:27:01CET

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes las instrucciones para autorizar el derecho a residir y trabajar de los nacionales del Reino Unido residentes en España en caso de un Brexit sin acuerdo, ha informado el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

Estas instrucciones desarrollan el Real Decreto-ley aprobado el pasado 1 de marzo, de medidas de contingencia para ese caso. Así, solo serán de aplicación si se produce una retirada sin acuerdo del Reino Unido de la Unión Europea y a partir de la fecha en que se produjera esa retirada sin acuerdo.

España es el Estado miembro de la Unión Europea en el que residen un mayor número de nacionales del Reino Unido, más de 300.000 registrados. Con la aprobación de estas instrucciones, el Gobierno pretende garantizar el derecho a residir y trabajar de los ciudadanos y de sus familias que ejercieron las libertades de residencia y circulación en la UE, mediante un procedimiento 'ad hoc' para documentar su residencia, como ciudadanos de terceros países.

En las instrucciones se establece un plazo de 21 meses, a contar desde la fecha de una retirada sin acuerdo, para solicitar la sustitución automática de los actuales certificados de registro como ciudadanos comunitarios o de la tarjeta de familiar de ciudadano certificado por la Tarjeta de Identidad de Extranjeros (TIE), plazo durante el que tanto los certificados de registro como las tarjetas de familiar serán documentos válidos para acreditar la residencia legal en nuestro país de su titular.

Para aquellos nacionales del Reino Unido y sus familiares que no dispongan de certificado de registro o tarjeta de familiar, se regula una procedimiento de autorización de residencia y trabajo, previo a la solicitud de la TIE, en el que los requisitos que tendrán que acreditar quienes fuesen residentes en España desde antes de la fecha de retirada sin acuerdo del Reino Unido serán "muy sencillos y similares a los que actualmente se exigen a los nacionales comunitarios", según Trabajo.

Además, se facilitará el acceso a la residencia de larga duración a los británicos y sus familiares que hayan residido legalmente y de forma continuada en España durante, al menos, cinco años.