El Gobierno de Melilla niega una "provocación" a Marruecos la instalación del 'Toro de Osborne'

Toro de Osborne
TORO DE OSBORNE
Publicado: martes, 8 febrero 2011 16:44

MELILLA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Ejecutivo de Melilla (PP) ha rechazado esta martes que la decisión adoptada el Consejo de Gobierno este lunes de traer a la ciudad española del Norte de África el 'Toro de Osborne' suponga "una provocación" hacia Marruecos al situar este símbolo español en un punto que se verá no sólo desde distintos puntos de Melilla sino también de localidades marroquíes más próximas.

A preguntas de los periodistas, el vicepresidente primero, Miguel Marín, se ha mostrado satisfecho por la amplia repercusión que ha tenido en la prensa nacional la decisión de traer a Melilla "este símbolo de la cultura española" pero, ante los debates que se han originado en medios y redes sociales sobre el malestar que pudiera ocasionar en las autoridades del vecino país, ha rechazado que ese sea el objetivo.

El 'número dos' del Gabinete que preside Juan José Imbroda ha subrayado que la silueta de toro de metal, de 14 metros de ancho y otros 14 de ancho, es un símbolo declarado desde hace una década como Bien de Interés Cultural.

Miguel Marín ha declarado que el Ejecutivo melillense "siempre se sentirá orgulloso de los signos y símbolos que estén plenamente identificados con España, como es el caso".

Además ha resaltado que la llegada de "la escultura" en dos o tres meses, tras acuerdo con la empresa de producción de vinos, significará la ciudad autónoma "incluir en una parte indisoluble del Estado español un signo, una identidad española como es la del toro de Osborne".

El emblemático toro Osborne se instalará así por primera vez en África y se situará en el barranco de Cabrerizas, lo que permitirá su visión desde todo el litoral e incluso desde las localidades marroquíes limítrofes.

Aunque la función inicial era publicitaria, con el paso del tiempo y el arraigo cultural el Toro Osborne se ha convertido, además de en marca comercial de esta empresa, en un símbolo cultural español. Está repartido por quince autonomías (incluida Canarias) y en otros países como México.

El Gobierno de Melilla ha atendido así una petición realizada por unos 2.000 melillenses a través de un programa de radio y de las redes sociales agrupados en la plataforma 'Por la implantación del Toro de Osborne en Melilla' con el objetivo de "contar con este emblema de la iconografía española, que ha traspasado las fronteras de la publicidad y el marketing".