Actualizado 28/06/2010 20:11 CET

El Gobierno propone la sustitución de los juzgados de primera instancia por un tribunal colegiado "más eficiente"

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, anunció hoy que el Gobierno está estudiando la posibilidad de sustituir los juzgados de primera instancia, dentro del ámbito civil, por tribunales colegiados, que garantizarán una "mayor eficacia" tanto en la organización como a la hora de "evitar discrepancias".

Caamaño aseguró que ésta medida va en la línea de trabajo que tiene abierta su Ministerio para "cambiar la cultura jurídica" de España y se suma a iniciativas tales como la Ley de Mediación y Arbitraje, que busca acabar con la idea de que "todo conflicto tiene que acabar en manos de un juez".

Así, explicó que esta tarea se ve complementada con dos medidas "un tanto revolucionarias": la superación del juzgado de primera instancia unipersonal y la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), que permitirá que el Ministerio Fiscal asuma la investigación que ahora está manos de los jueces de instrucción.

En concreto, sobre el primero de los asuntos, el ministro explicó que la creación de "juzgados colegiados de instancia" responderá no sólo a razones de organización, cuya eficacia se pone de manifiesto, por ejemplo, a la hora de abordar las sustituciones, ya que en el momento que se produjera una vacante el tribunal podría "readministrar estos vacíos".

AFINAR PUNTOS DE VISTA

Además, aseguró que evitará las discrepancias que pueden surgir entre distintos jueces de instancia, ya que, al trabajar colegiadamente podrán "hablar sobre sus propias discrepancias y afinar por tanto sus puntos de vista".

El tribunal colegiado, insistió, "va a ayudar a mantener un mayor rigor en la observación de la jurisprudencia" y a evitar "la imagen" que tienen muchos ciudadanos, que se preguntan "cómo es posible que dos jueces en el mismo asunto dicten sentencias tan diferentes" y a los que "no se convence con esto de la independencia".

Caamaño hizo este anuncio durante la entrega de los X Premios 'Jóvenes Juristas 2010', que cada año conceden la Fundación Garrigues, la Universidad de Navarra y Thomson Reuters Aranzadi. Este año, los galardonados han sido Carmen Alfonso Rico, en la modalidad último año de carrera, y Fernando Giménez-Alvear, en modalidad graduados.

LABOR PACIFICADORA DE LAS NORMAS

Durante su intervención, el ministro también defendió la importancia de la labor jurisdiccional y, particularmente, cuando se ejerce con "convicción", que es la que, en su opinión, "distingue a los buenos abogados".

Así, Caamaño defendió que el Derecho debe mirar a la "racionalización" y aprovechó para defender que "a veces hay normas que técnicamente son muy malas pero, sin embargo, son buenas normas desde el punto de vista de la justicia", porque "son capaces de pacificar conflictos sociales existentes".

Sin referirse expresamente a la reforma laboral aprobada por el Gobierno, Caamaño habló de normas que "tienen que poner de acuerdo a trabajadores y empresarios, a colectivos con intereses en una sociedad abierta muy complejos, y que encuentran el punto de equilibrio de ese acuerdo, el elemento de pacificación, en un redactado que objetivamente no lo entiende ninguno de los interesados, probablemente tampoco ninguno de los destinatarios, pero que va a servir para pacificar". "Tengámoslo en cuenta a veces, cuando somos hipercríticos, para pensar con la calma del legislador", apuntilló.

Para leer más