Actualizado 28/06/2007 20:50 CET

Ibarretxe apoyará "una y mil veces" los intentos para lograr la paz "por pequeña que sea la oportunidad" de alcanzarla

Reconoce que las tentativas para acabar con el terrorismo fracasaron "siempre" pero insiste en que no se puede perder la "esperanza"

VITORIA, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

El lehendakari, Juan José Ibarretxe, aseguró hoy que apoyará "una y mil veces" los intentos que se lleven a cabo para lograr la paz "por muy pequeña que sea la oportunidad" de alcanzarla y a pesar de que las tentativas que se han realizado en este sentido han fracasado "siempre".

Ibarretxe, que clausuró hoy en Miñano (Alava) la Asamblea General de SEA-Empresarios Alaveses, reconoció que en la actualidad no existen razones para ser "tan optimistas como hace unos meses", ya que tras la ruptura oficial de la tregua de ETA, "la situación es peor".

De todas formas, y a pesar de que destacó que en las actuales circunstancias no se pueden "vender motos averiadas", proclamó la importancia de no perder la "esperanza", ya que sin ella "no hay futuro".

Tras comprometerse ante los empresarios a defender con "energía" sus derechos y libertades, subrayó que "en muchas ocasiones" los integrantes de este colectivo se han mostrado a favor de "arriesgar por conseguir la paz", de la que afirmó que es "la inversión más preciada".

Por ese motivo, y a pesar de reconocer que las tentativas realizadas para lograr el fin del terrorismo han "fracasado siempre", advirtió de que "cada vez que haya una oportunidad habrá que intentarlo de nuevo". "Cada vez que haya una oportunidad, por muy pequeña que ésta sea, en lo que de mí dependa, la apoyaré, una y mil veces", insistió.

RABANERA

Por su parte, el diputado general de Alava en funciones, Ramón Rabanera, que precedió al lehendakari en su intervención ante los empresarios, también se refirió a la decisión de ETA de volver a su actividad terrorista.

Aunque coincidió en que la búsqueda de la paz es "más necesaria que nunca", consideró que la estrategia que ha de seguirse para lograr este objetivo ha de basarse en la "unidad" de los demócratas y que la paz debe venir acompañada de libertad. El diputado general advirtió de que no se puede "ceder" en esos conceptos.

"EXTORSION"

El presidente saliente de SEA, Carlos Zarceño, que intervino antes que Ibarretxe y Rabanera, coincidió con el lehendakari en que la situación actual es "peor" que la de hace unos meses. De todas formas, recordó que el colectivo al que pertenece ya alertó en su momento de que "no se podía hablar de tregua hasta que no acabaran completamente las amenazas y la extorsión contra los empresarios".

Zarceño reconoció que el "golpe" que ha supuesto la vuelta oficial de ETA a la actividad terrorista no va a "facilitar" la labor de los empresarios. No obstante, destacó que este colectivo continuará "trabajando" en favor del crecimiento económico de Alava.