Iglesias lamenta que el Gobierno no actuase antes en la crisis del 'Open Arms': "Tendríamos a esas personas cuidadas"

Publicado 20/08/2019 21:36:06CET
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, sentado en su escaño del Congreso de los Diputados, tras anunciar que su grupo parlamentario se abstendrá en la segunda votación para la investidura del candidato socialista a la Presidencia del Gobierno
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, sentado en su escaño del Congreso de los Diputados, tras anunciar que su grupo parlamentario se abstendrá en la segunda votación para la investidura del candidato socialista a la Presidencia del GobiernoEduardo Parra - Europa Press

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha lamentado este martes que el Gobierno de Pedro Sánchez haya "tardado 15 días" en ofrecer ayuda a los migrantes y refugiados que viajan a bordo del buque de rescate 'Open Arms'.

"No entiendo porque esto que se ha hecho ahora no se hizo antes. Ahora tendríamos a esas personas cuidadas y al 'Open Arms' en un puerto español", ha señalado Iglesias, que ha reaparecido en una entrevista en Antena 3, recogida por Europa Press.

El líder de la formación morada se ha expresado así después de conocer la decisión de la Fiscalía de Agrigento (Sicilia), que ha ordenado el secuestro provisional del barco y el desembarco de las decenas de migrantes y refugiados que siguen a bordo.

"El Gobierno ha obrado bien, pero no miento si digo que lo tenían que haber hecho antes", ha insistido Iglesias, para después lamentar la situación de los migrantes tras la orden del fiscal Luigi Patronaggio. "Parece que ahora les van a detener a todos", ha apuntado el dirigente.

Patronaggio estima necesaria esta medida por las condiciones en que se encuentran los migrantes y pese a que el Gobierno español ha anunciado este martes el envío de una patrullera a Lampedusa para trasladar a un puerto balear a los migrantes, según la agencia Adnkronos.

El 'Open Arms' será trasladado al puerto de Licata, situado en el sur de Sicilia y donde ya se encuentran bloqueados sendos barcos de las ONG Mediterranea Saving Humans y Sea Watch.

El ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, había anticipado poco antes la posibilidad de que el fiscal tomase medidas, pero ha insistido en su defensa de la doctrina de "puertos cerrados" aunque le llegase la "enésima" denuncia en contra. Salvini ha asumido el "riesgo personal" al que se expone.