Izquierda abertzale condiciona a un acuerdo político entre partidos que ETA deje las armas

Actualizado 17/02/2010 15:16:53 CET

Cree que sería "un avance sustancial" que Gobierno, PSOE y PP suscribieran los principios Mitchell y que ETA negocie con el Estado

BILBAO, 17 Feb. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de la izquierda abertzale, Txelui Moreno, consideró que "el paso preceptivo" al abandono de las armas por parte de ETA es que se alcance "un acuerdo entre las diferentes familias políticas del país", y señaló que, si se da una acumulación de fuerzas, entiende que "no sucederá" que cometan atentados.

Además, subrayó que sería "un avance sustancial" que el Gobierno, PSOE y PP suscribieran los principios Mitchell y dejaran constancia de ello "por escrito", como lo ha hecho la izquierda abertzale, y señaló que ETA "tendrá que tener su vía de negociación con el Estado".

En una entrevista concedida a Herri Irratia, recogida por Europa Press, Moreno rechazó "los intereses y las lecturas partidistas" que se han hecho del texto de la izquierda abertzale, y afirmó que, "si alguien hace una lectura del conjunto del documento, queda muy clara la apuesta que se hace para el proceso democrático y cómo se tiene que dar", en referencia a que no haya injerencias externas ni violencia.

"No hay duda de que la izquierda abertzale ya ha hecho esa apuesta y la ha dejado por escrito, para que no haya dudas. La única duda que cabe es que, así como en Irlanda, tanto el Gobierno inglés como el irlandés o las fuerzas unionistas y los republicanos aceptaron los principios Mitchell como forma de resolución del conflicto, si el Gobierno español, el PSOE, el PP los aceptan", señaló, para asegurar que la izquierda abertzale "ya lo ha puesto por escrito".

A su juicio, si el Ejecutivo central, los populares y los socialistas "lo pusieran también por escrito, sería un avance sustancial para empezar a dar pasos en la resolución del conflicto".

Preguntado por si van a exigir a ETA que abandone las armas, el representante de la izquierda abertzale consideró que lo han "dejado claro en el documento". "El proceso se tiene que dar así, lo que venga después ya va a ser la relación que tengamos que tener los partidos y, por supuesto, la propia organización armada tendrá que tener su vía de negociación con el Estado, como viene reflejado en la propuesta de Anoeta y como se dieron ya eso pasos en el anterior proceso", subrayó.

En este sentido, recordó que, "en el último proceso, la organización armada hizo una propuesta al Gobierno español en la que le dijo textualmente: 'si en aquella mesa, donde estaban reunidos el PSE y Batasuna, llegan a un acuerdo político, ETA empieza a desmantelar sus estructuras militares'".

"ETA le dijo eso al Gobierno español y el Gobierno español lo sabe. Por lo tanto, el paso preceptivo es ese acuerdo entre las diferentes familias políticas del país. Ojalá también esté el PP porque sería la prueba irrefutable de aquí va a haber un acuerdo y un consenso entre todos, y que va a venir la solución para siempre", dijo.

A su juicio, "ése es el paso que hay que dar", y no estar realizando "exigencias". Por ello, emplazó a ser "serios" y tener "altura de miras", con el fin de que los partidos tiendan "los puentes necesarios para llegar a una solución definitiva y para siempre".

A preguntas de que pasará si mañana, pasado o dentro de un mes ETA comete un atentado, apuntó que él "no tiene una bola mágica para saber lo que va a pasar mañana". "Es más, nosotros la apuesta que estamos haciendo y lo hemos dejado por escrito es que todas las actuaciones que se tengan que dar a partir del comienzo del proceso democrático, tienen que ir encaminados a la acumulación de fuerzas y todos sabemos lo que quiere decir eso", manifestó.

En este sentido, precisó que se tiene que concretar "cómo se tiene que dar la acumulación de fuerzas, cómo se va a llegar a acuerdos entre los partidos para trabajar conjuntamente, y qué situación se tiene que dar". "Y, entonces, lo entendemos y lo ponemos por escrito que se tiene que dar así. Con lo cual, no entendemos que vaya a suceder nada de lo otro", apuntó.

No obstante, indicó que, "de cualquier forma, y si en un momento dado pasa algo, la izquierda abertzale en ese momento analizará, verá qué interpretación se hace de lo que haya pasado y dirá lo que tenga que decir".

"Pero es que a mí ahora se me escapa. Yo creo que lo que tenemos que conseguir entre todos es precisamente lo contrario, intentar crear las condiciones necesarias para que el proceso vaya a toda velocidad y lo mejor posible, para que la resolución del conflicto sea lo que antes veamos", indicó.

Asimismo, apuntó que también el Estado "tendrá que empezar a ver qué violencia está utilizando". "¿Violencia no es también negar los derechos que tiene este pueblo para poder decidir?, ¿violencia no es lo que hacen en los controles de la Guardia Civil?, ¿no es lo que se hace con los detenidos cuando están incomunicados?. Ese tipo de violencia también tiene que acabar y a nosotros nos gustaría que el Estado español lo pusiera por escrito, como hemos hecho nosotros, que van a respetar un proceso democrático sin violencia y sin injerencia externa y, además, aceptando los principios Mitchell", añadió.

ETA

Txelui Moreno aseveró que el último comunicado de ETA "dejaba claro que había una apuesta por el proceso democrático y decía que era la única vía para conseguir el marco democrático". "Eso es lo único que sabemos de ETA. ETA ya ha hecho público un 'agiri' (documento)", señaló, para emplazar a "interpretarlo".

"Y nosotros lo que interpretamos, porque lo decían así, es que apuestan por un proceso democrático de esas características, en base a la acumulación de fuerzas. Y supongo que ellos, en sus análisis, también analizarán cómo es posible hacer la acumulación de fuerzas", indicó.