Juan Carlos Quer confía en que el juicio por el rapto de Boiro "acredite el modus operandi" del Chicle como "depredador"

'O Chicle' asegura que "forcexeou" coa moza de Boiro "só" para roubarlle o móbil
Álvaro Ballesteros - Europa Press
Publicado 10/04/2019 11:32:40CET

La madre de la víctima asegura que la joven está "afectada" y pide "justicia"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El padre de Diana Quer, Juan Carlos Quer, ha confiado este miércoles en que el juicio que arranca en la Audiencia Provincial de A Coruña contra José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle', por el intento de rapto de una joven en Boiro permita "acreditar el modus operandi" del autor confeso de la muerte de su hija como "depredador" sexual.

Así lo ha dicho, en declaraciones a los medios, a las puertas de los juzgados de Fontiñas, en Santiago de Compostela, a donde ha acudido para acompañar y apoyar a la madre de la víctima que, a su entrada, ha dicho que su hija se encuentra "afectada". "Lo que esperamos ahora mismo es justicia", ha clamado.

Juan Carlos Quer ha recordado que 'El Chicle' tiene actualmente "tres causas penales abiertas" y que todas van "en la misma dirección", la de la "agresión sexual". "Lo que esperamos es justicia", ha dicho el padre de la joven madrileña, que ha destacado que, a pesar de las secuelas, por "fortuna", la víctima de Boiro "no terminó en el mismo pozo que Diana".

En este sentido, y tras destacar las similitudes de ambos casos, Juan Carlos Quer ha confiado en que en estos días "quede acreditado su modus operandi", "como este individuo, un depredador, acechaba a su víctima, de un modo frío y buscando su mejor oportunidad para poder atacar, esto es lo relevante".

Del mismo modo, ha confiado en que el "legado" de Diana "contribuya a evitar nuevas víctimas mortales" y que se "escuche el clamor" de 3,2 millones de españoles que han apoyado su iniciativa para la permanencia de la prisión permanente revisable, que su representación pide para El Chicle en el caso del asesinato de Diana. "Que entendamos que hay individuos que hay que ponerlos al margen de la sociedad", ha zanjado.

EL CHICLE, EN EL BANQUILLO

El acusado del intento de rapto de una joven en Boiro, y del asesinato de Diana Quer, Enrique Abuín, ha llegado a los juzgados compostelanos en un furgón de la Guardia Civil en torno a las 9,30 horas, procedente de la prisión de Teixeiro, donde ha permanecido los últimos días.

En este caso, Abuín Gey está acusado de un delito de detención ilegal o, alternativamente, un delito consumado de coacciones, así como un intento de agresión sexual, un robo con violencia e intimidación en grado de tentativa, un delito de amenazas y otro de lesiones. La Fiscalía solicita que sea condenado a 15 años y diez meses de cárcel y al abono de una indemnización de 15.750 euros, o alternativamente, doce años y diez meses.

El caso se remonta al día de Navidad de 2017 cuando, según el escrito del Ministerio Público, 'El Chicle' vio a la víctima desde su vehículo mientras caminaba por la calle Bao de Boiro, sobre las 22,25 horas, y la abordó en un lugar donde "la iluminación era muy escasa" y "no había viandantes", aprovechando que ella se encontraba absorta manteniendo una conversación por Whatsapp.

Tras "abalanzarse" sobre ella, y con la intención de "agredirla sexualmente", continúa el escrito, 'El Chicle' la agarró por el cuello y la amenazó con un objeto punzante, pidiéndole que le entregara el móvil.

Sin embargo, al ver que llegaba un vehículo, el procesado trató de "despistar" a la víctima diciéndole que "todo había sido una broma" para, acto seguido, intentar meterla en el maletero de su vehículo a la fuerza.

El forcejeo y los gritos de la joven, que logró salir del maletero donde Abuín Gey la había metido, alertaron a dos viandantes, que acudieron en su auxilio, lo que precipitó la huida de 'El Chicle'. Sin embargo, la descripción de la víctima y del os testigos propició su rápida identificación y detención y, con posterioridad, llevó a la resolución de la desaparición de Diana Quer, tras 500 días sin noticias de ella.

Contador

Para leer más