Publicado 04/11/2015 18:01CET

El Juzgado 18 de Madrid se ocupará de estudiar la admisión a trámite de la querella contra Manos Limpias

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de Instrucción 18 de Madrid se encargará de estudiar la querella presentada por la Fiscalía contra Manos Limpias por un presunto delito de apropiación indebida relacionado con el posible reparto entre el secretario general de este sindicato, Miguel Bernard, y una de sus abogadas colaboradoras, Virginia López Negrete, de 103.500 euros que habían sido depositados por afectados de Afinsa para la interposición de una querella.

La investigación tendría su origen en un informe del SEPBLAC sobre unos ingresos del sindicato del año 2010 para la puesta en marcha de unas acciones legales --pese a que la actividad del sindicato no tiene ánimo de lucro y sus abogados afirman no cobrar honorarios-- y que fueron sacados de la cuenta de Manos Limpias en efectivo.

Parte del dinero habría sido entregado a la letrada López Negrete, que es la que lleva, entre otros asuntos, la representación de la acusación popular en el caso Nóos.

Según ha explicado Manos Limpias, el origen de los ingresos investigados fue motivado por la contratación de unos servicios profesionales a una plataforma de afectados de Afinsa. Se trataría de 900 afectados que solicitaron que el Sindicato a través de sus servicios jurídicos, interpusiera varias demandas contra la Administración del Estado por responsabilidad patrimonial.

Las demandas se presentaron en la Audiencia Nacional, en el Tribunal Supremo, en el Tribunal Constitucional y ahora en Estrasburgo, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), según asegura el sindicato. "Por consiguiente, el origen del dinero con nombres y apellidos, es totalmente lícito. Por lo que en modo alguno, puede haber ningún tipo de delito y menos el de blanqueo", señala Manos Limpias en su nota.

El Ministerio Público ha denunciado, en concreto, la retirada de una cuenta del sindicato de 103.500 euros en efectivo cuya mitad se habría quedado Bernard mientras que el resto habría sido entregado a la abogada Virginia López Negrete.

AFECTADOS DE AFINSA

Por otra parte, la plataforma de afectados de Afinsa que contrató los servicios de Manos Limpias ha remitido este miércoles un comunicado en el que asegura que ni Bernad ni López Negrete lideraron "colecta alguna de fondos entre las víctimas de la intervención de Afinsa", y mucho menos les "convencieron" para que pagaron "cantidad alguna para conseguir que el Estado nos indemnizara".

La firmante del comunicado, Mila Hernán, concreta que acudió personalmente al despacho de Bernad para solicitar a Manos Limpias que les representase "a la vista de lo que entendíamos era la manifiesta pasividad de algunos abogados contratados por las diversas asociaciones y plataformas".