Juzgan a la exvicealcaldesa de Fuenlabrada por usar medios municipales para arreglar su casa

Actualizado 04/11/2015 10:28:29 CET

MADRID, 4 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un jurado popular será el encargado de decidir sobre la causa de malversación de caudales públicos contra la exvicealcaldesa de Fuenlabrada y ahora segunda teniente de alcalde, María Teresa Fernández (IU), durante el juicio que se celebrará a partir de este miércoles y hasta el 11 de noviembre a las 10 horas en la Audiencia Provincial.

Del mismo modo serán juzgados por los mismos cargos un funcionario del Ayuntamiento, Victoriano A. L., con categoría de encargado de alcantarillado, y el asesor de la concejalía de Sostenibilidad, Obras Públicas, Mantenimiento Urbano y Edificios Públicos, Francisco José H. G.

Todos ellos se enfrentan a una petición de pena de un año de prisión por parte de la Fiscalía, así como la suspensión de empleo o cargo público por tiempo de dos años y multa de cuatro meses a razón de diez euros diarios.

Según las conclusiones provisionales de la Fiscalía, María Teresa Fernández, para su propio interés y beneficio, y a sabiendas de que se destinarían medios materiales y humanos pertenecientes al Ayuntamiento para un uso distinto a la función pública que les son asignados, encargó a Victoriano A. L. que le enfoscase la fachada de la vivienda particular en la que residía.

A su vez, Victoriano A. L., que conocía la irregularidad del encargo, puso en conocimiento de Francisco José H. G., la obra para que éste la gestionase, cosa que hizo. El 29 de mayo de 2012, cuando la obra había comenzado, se interrumpió al ser sorprendido el trabajador municipal que la estaba realizando.

Los agentes de la Policía Local que se personaron en el lugar de los hechos comprobaron que en la realización de la obra se estaban empleando medios materiales y humanos pertenecientes al Ayuntamiento, en concreto un vehículo especial tipo Dumper adscrito a obras, así como arena y cemento, además del empleado mencionado, todo por valor de 179,12 euros.

Por ello, el PP interpuso una denuncia contra la edil por el presunto delito de malversación de fondos y caudales públicos al considerar que la edil habría recurrido presuntamente a un funcionario público y a material municipal para arreglar la fachada de su chalé.

Por su parte, el 7 de junio de 2012, Teresa Fernández presentó en el juzgado de Instrucción de la localidad la factura de una empresa privada por importe de 396 euros correspondiente a los trabajos de "enfoscado" de la fachada de su chalé.

Para leer más