Actualizado 11/12/2007 13:28 CET

Juzgan mañana a un hombre acusado de disparar con una escopeta contra el ex marido de su pareja

CÓRDOBA, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Juzgado de lo Penal número dos de Córdoba juzgará mañana un hombre para el que el fiscal pide cuatro años y medio de prisión por supuestamente disparar con una escopeta de cañones recortados contra el ex marido de su pareja y contra el hermano de éste durante una discusión en el domicilio del agresor y de su pareja en Cabra (Córdoba).

Según la calificación fiscal, a la que ha tenido acceso Europa Press, los hechos sucedieron sobre las 11.30 horas del 25 de junio de 2006, cuando llegaron hasta el citado domicilio el ex marido y su hermano y entablaron una discusión entre la mujer y su anterior esposo, con el que tiene una hija en común.

En este contexto, el acusado fue hacia su dormitorio y sacó una escopeta de caza con los cañones recortados y disparó contra el hermano del ex marido de su pareja, que también había acudido al mismo dormitorio, causándole múltiples heridas por perdigones en una pierna, que, aunque no pusieron en riesgo su vida, sí que requirieron su hospitalización durante 12 días.

El agresor se dirigió después hacia el comedor de la casa, donde estaba su pareja discutiendo contra su ex marido, al que también le disparó, pero éste logró apartarse y esquivar en parte los perdigones, y sólo resultó herido superficialmente en un codo, sin que su cura precisase hospitalización.

Después de efectuar este segundo disparo con la escopeta, del calibre 12 y para la que no poseía licencia, el acusado salió huyendo de su domicilio y se marchó en un vehículo hacia Puente Genil (Córdoba).

El fiscal entiende que los hechos son constitutivos de un delito de lesiones, por el disparo al primer hombre, de otro delito de tenencia ilícita de armas, y de una falta de lesiones, por el disparo contra el ex marido de su pareja que hizo el acusado, para el que pide tres años de prisión por el delito de lesiones, un año y medio por la tenencia ilícita de armas y dos meses de multa, a razón de 12 euros diarios, por la falta de lesiones.