Libia.- Defensa dice que la fragata Méndez Núñez "habría intervenido" pero no recibió ninguna petición de socorro

Actualizado 29/03/2012 21:26:04 CET

BRUSELAS, 29 Mar. (EUROPA PRESS) -

La fragata española Méndez Núñez "habría intervenido" para rescatar al grupo de 63 inmigrantes que perecieron hace un año en el Mediterráneo si hubiera recibido una petición de socorro de las autoridades italianas o del mando de la OTAN, algo que no sucedió, según han explicado fuentes de Defensa a Europa Press.

"Ningún helicóptero de la fragata Méndez Núñez sobrevoló el bote objeto de emergencia. Habríamos intervenido", han asegurado fuentes del Departamento que dirige el ministro Pedro Morenés.

"No se recibió a bordo de la fragata Méndez Núñez ninguna comunicación de socorro del Centro de Coordinación de Salvamento de Roma sobre esta situación de emergencia ni ninguna otra comunicación del mando de la OTAN. De lo contrario, se habría actuado en consecuencia para prestar ayuda", han subrayado las fuentes.

El barco, que salió de Trípoli con 72 personas a bordo una semana después del comienzo de los ataques aéreos internacionales sobre Libia, estuvo varado en la costa de este país durante 15 días, al cabo del cual sólo nueve personas permanecían con vida, a pesar de que los mensajes de socorro que indicaban su última posición conocida fueron regularmente difundidos a todos los buques de la zona.

Un comité de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (APCE) ha concluido en un informe presentado este jueves en Bruselas que hubo un "catálogo de fracasos", que incluyen la falta de respuesta a las llamadas de socorro y un "vacío de responsabilidad" en la búsqueda y rescate, que llevó a la muerte de 63 personas que huían del conflicto en Libia en un trágico viaje por mar que se prolongó durante 15 días en marzo de 2011.

El comité de APCE ha acusado a la OTAN de no haber respondido a las llamadas de socorro en una zona militar bajo su control, pese a que se informó de que la fragata de la Armada española Méndez Núñez, bajo el mando de la OTAN, estuvo solo a 11 kilómetros de distancia, aunque las autoridades españolas lo niegan. Un buque militar italiano, el Borsini, estuvo a 37 millas náuticas de distancia. Ambas embarcaciones pueden transportar un helicóptero.

Fuentes de Defensa cuestionan "la exactitud" de la ubicación del bote de inmigrantes tal y como señala el informe. "No se puede determinar con tanta exactitud como lo hacen la posición del bote con inmigrantes", han explicado las fuentes.

Las fuentes tampoco han podido confirmar si en todo caso la fragata española, que junto con otras bajo mando de la OTAN participaba en el embargo naval autorizado por la ONU sobre el anterior régimen de Muamar Gadafi en el Mediterráneo, estaba "en la mejor posición" para asistir. "No podemos decir que estuviera en la mejor posición. Había otros barcos", han explicado las fuentes.

La fragata española "prestó asistencia con éxito a dos embarcaciones en situación de emergencia tras recibir la notificación correspondiente" entre el 26 y 27 de marzo, cuando se produjo el polémico naufragio, según han precisado las fuentes de Defensa.