ERC pide en el Congreso bloquear la venta de armas a Libia y juzgar a los militares involucrados en la represión

Actualizado 25/02/2011 18:57:49 CET
EP

MADRID, 25 Feb. (EUROPA PRESS) -

Esquerra Republicana (ERC) ha registrado una proposición no de ley en el Congreso en la que reclama bloquear la venta de armas a Libia, a la que España vendió armamento y material de Defensa a Muamar Gadafi en el primer semestre de 2010 por valor de 6,9 millones de euros. Además, insta a la persecución por parte de los tribunales internacionales a los militares involucrados en la represión contra los manifestantes contrarios al régimen.

Estas son dos de las solicitudes que ERC incluye en su iniciativa, en la que también pide al Gobierno defender ante la UE y en todas las instancias internacionales el establecimiento de zonas de exclusión aérea sobre Libia, la imposición de sanciones "eficaces" contra su régimen y el bloqueo de los depósitos bancarios de Gadafi y sus generales. Según 'Wikileaks', Gadafi tiene una fortuna personal que superaría los 5.000 millones de euros.

INTERRUMPIR LOS ACUERDOS CON GADAFI

Del mismo modo, los republicanos catalanes abogan por el acogimiento de los refugiados libios que huyen de la represión y por la interrupción de cualquier tipo de acuerdo que sirva para financiar el régimen de Muamar Gadafi.

En su propuesta, el partido que capitanea Joan Ridao en la Cámara Baja busca también que el Congreso de los Diputados manifieste su solidaridad con el pueblo de Libia, un pueblo, asegura ERC, que lucha por los derechos y libertades fundamentales, y condene además la "criminal" represión que el régimen viene ejerciendo desde el pasado 14 de febrero, cuando se iniciaron las protestas en ese país contra el Gobierno.

UN GENOCIDIO

Los independentistas catalanes justifican esta iniciativa en la necesidad de censurar que desde ese día la violencia por parte de las autoridades libias haya ido en aumento hasta convertirse "en una auténtica masacre, en un genocidio".

Pero, del mismo modo, creen que se debe condenar el "bloqueo" informativo que se vive en el país, lo que impide conocer el número de muertos. La Federación Internacional de Derechos Humanos considera que hay ya más de 600, mientras que el presidente de la Comisión de Justicia y Democracia de la Corte Penal Internacional estima la cifra de muertos en más de 10.000 y la de heridos en 50.000.