Actualizado 27/10/2007 19:37 CET

Marga Sanz lamenta "irregularidades" en el censo electoral de IU y que la consulta "no sea lo fidedigna que debiera ser"

MÁLAGA, 27 Oct. (EUROPA PRESS) -

La candidata a las primarias de Izquierda Unida a la Presidencia del Gobierno, Marga Sanz, lamentó que, debido a las "irregularidades" denunciadas en el censo electoral de IU en Andalucía, no incluyendo a unos 3.000 militantes, que, por tanto, no podrán votar en las primarias, "la consulta no sea lo fidedigna que debiera ser".

Sanz, que presentó hoy su candidatura en Málaga, explicó que la federación andaluza "hacía un intercambio de personas para ajustar el censo a la realidad" y recordó que las rectificaciones se enviaron antes del plazo dado del 15 de octubre y, "sin embargo, no se ha entrado a considerarlas".

"Resulta que personas que tienen ya cuatro, cinco o seis años de antigüedad o las generaciones más jóvenes que se incorporan a la organización no están en el censo, y, en muchas ocasiones, ésta es la gente más activa", señaló.

El presidente ejecutivo del Partido Comunista de España (PCE), Felipe Alcaraz, denunció la existencia de "graves irregularidades" acerca del censo electoral en Andalucía que pueden dejar a unos 3.000 militantes de IULV-CA sin votar en las primarias para elegir al candidato a la Presidencia del Gobierno.

Alcaraz aseguró que el censo de IU en Andalucía asciende a 23.343 afiliados, por lo que han enviado a la comisión electoral la "actualización" del censo correspondiente a "los últimos tres años, donde salen los que no han pagado y los se fueron a Nueva Izquierda, y entran los nuevos".

En este sentido, informó de que se ha llevado a cabo una rectificación entera del censo de Huelva y Almería, así como de unos 150 pueblos. De esta modificación saldrían "unos 3.000 militantes" más, cantidad que "no se ha admitido" en la comisión, por lo que comentó que ahora puede producirse la paradoja de que vayan a votar "los afiliados que se vayan al PSOE con Nueva Izquierda".