Actualizado 12/06/2007 16:11 CET

Marín comunica la supresión del discurso de Zapatero en el aniversario de las elecciones de 1977 presidido por el Rey

El PP se da por satisfecho y desiste de llevar esta polémica al Pleno del Congreso mientras ERC confirma que no acudirá al acto

MADRID, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso, Manuel Marín, comunicó hoy a los portavoces parlamentarios que finalmente se ha excluido el discurso del presidente del Gobierno que se había previsto en un principio y que había sido criticado por el PP. Ante este cambio, el Grupo Popular se dio por satisfecho y desistió de su empeño por llevar mañana esta polémica a la sesión de control al Ejecutivo, se informó a Europa Press en fuentes parlamentarias.

Con motivo del trigésimo aniversario de las elecciones generales de 1977, las primeras tras la dictadura, las Cortes han organizado un acto solemne para el próximo jueves que estará presidido por los Reyes. La ceremonia se ha diseñado como un homenaje multitudinario a aquellos parlamentarios de las Cortes Constituyentes, a quienes se prevé entregar una placa de reconocimiento. Para el acto se han cursado un millar de invitaciones y se prevé que parte del homenaje se realice en la calle, ante la fachada de la Puerta de los Leones, en la madrileña Carrera de San Jerónimo.

La polémica se suscitó porque, además de los discursos del Rey y del presidente del Congreso, se incluyó en el programa una breve alocución del presidente del Gobierno, lo que desató las protestas del PP. El portavoz del Grupo Popular, Eduardo Zaplana, llegó a acusar a Zapatero de "entrometerse" en el homenaje y dijo que no existen precedentes de que el presidente hable en un acto institucional del Congreso presidido por el Rey.

Ante los recelos del PP, Marín informó a la Casa del Rey y al Palacio de la Moncloa para tratar de tomar una decisión que mantuviera el espíritu de homenaje del acto y que evitara conflictos partidistas.

"ANSIEDAD POR FORZAR EL PROTOCOLO".

Sin embargo, el PP decidió insistir y el jueves pasado registró una pregunta sobre este tema para la sesión de control del miércoles en el Pleno del Congreso para saber "a qué se debe la ansiedad por parte del presidente del Gobierno para forzar el protocolo e intervenir" en el acto.

Marín replicó al día siguiente rechazando la admisión a trámite de tal pregunta alegando que la organización del evento no es competencia del Gobierno, ante lo cual el PP presentó un escrito de protesta que auguraba hoy un nuevo conflicto en la Mesa del Congreso, pues en su queja los 'populares' acusaban al presidente de la Cámara de adoptar una medida "absolutamente arbitraria y carente de justificación".

Finalmente, el presidente del Congreso comunicó esta mañana que el discurso de Zapatero había sido excluido del programa del acto del próximo jueves. El PP se ha dado por satisfecho y desistió de un nuevo enfrentamiento por la pregunta de la sesión de control de mañana, renunciando a insistir en ella.

ERC SE DESCUELGA.

Los que sí se han descolgado del acto del jueves son los diputados de Esquerra Republicana, que hoy confirmaron su ausencia alegando que en las elecciones de 1977 no pudieron presentarse con sus siglas porque el republicanismo no era legal.

Así, su portavoz parlamentario en la Cámara, Joan Tardà, aseguró que este acto es "frívolo" y "no está a la altura de las circunstancias", dado que los partidos republicanos "no pudieron presentarse" a las elecciones de 1977 con sus siglas.

"No fueron unas elecciones verdaderamente democráticas", enfatizó, para añadir que es "francamente triste" y "vergüenza" que hoy en día todavía no se reconozca "no todas las fuerzas democráticas gozaron de los mismos derechos" en aquella cita con las urnas.