Memoria.- El Ayuntamiento de La Coruña aprueba retirar 53 símbolos y distinciones franquistas sin el apoyo del PP

Actualizado 07/09/2009 16:48:14 CET

Los populares critican su "exclusión" en un proceso "sectario" y el BNG les replica que "se sienten identificados" con esa simbología

LA CORUÑA, 7 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Corporación Municipal de A Coruña aprobó hoy, con los votos a favor del grupo de gobierno --PSOE y BNG-- y la abstención del PP, la retirada de 53 símbolos franquistas, entre los que se incluyen los reconocimientos concedidos al dictador Francisco Franco y a personas vinculadas a la dictadura, así como el cambio de nombre de 22 calles. El PP justificó su postura por haber sido "excluidos" del proceso y no atender a "todas las sensibilidades".

El dictamen elevado a pleno, tras la propuesta realizada por una comisión de expertos, recoge la retirada de un total de 21 distinciones honoríficas, entre ellas la revocación de los nombramientos de Franco como hijo adoptivo y predilectísimo, alcalde honorario y medalla de oro de la ciudad, además de cambios de nombres de calles, grupos de viviendas y plazas.

No obstante, no incluye la retirada del Palacio Municipal de María Pita de los retratos de los alcaldes José Fuciños Gayoso y Hernán Martín-Barbadillo, al considerar que no tienen un carácter "honorífico", sino "relatorio de la historia de la ciudad", según aseguró el concejal socialista y presidente de la comisión de honores, Carlos González Garcés.

El Ayuntamiento de A Coruña aplica, así, la Ley de la Memoria Histórica dos años después de su aprobación en el Congreso de los Diputados y un año más tarde de que la Corporación municipal acordase el nombramiento de una comisión de expertos para la designación de los símbolos franquistas que se suprimirán.

POSTURA DEL PP

En el pleno, los ediles del PP votaron en contra de la modificación del reglamento de concesión de honras y distinciones, por el que se retirarán 21 distinciones honoríficas a personas vinculadas con la dictadura franquista y criticaron que se suprima el "derecho de audiencia" de los afectados o sus descendientes, una decisión que su concejal Juan de Dios Ruano calificó como una "atrocidad política".

Mientras, se abstuvieron en el punto relativo a la aprobación de la propuesta de la comisión de expertos sobre la retirada de símbolos franquistas. Así, Ruano calificó el pleno de hoy como una "bufonada" y acusó al PSOE y al BNG de "excluir" al PP de la comisión de expertos y haber "precocinado" un acuerdo previo sobre la retirada de estos símbolos.

"El PP no se opone a la aplicación de la ley, pero no podemos apoyar la forma sectaria y excluyente escogida por el alcalde", indicó el concejal del PP, en alusión al proceso para la constitución de la comisión de expertos, al tiempo que atribuyó los acuerdos adoptados hoy "a la memoria histérica" del BNG y a la "memoria histórica olvidada" del PSOE.

Mientras, el concejal del PSOE Carlos González Garcés invitó al edil del PP a decir cuál de las 22 calles con nombres franquistas que se van a suprimir mantendría y se preguntó si alguien, "en aras de la democracia, puede defender mantener honores a personas que actuaron de forma antidemocrática".

Garcés insistió en que los acuerdos adoptados hoy responden a la "aplicación de una ley" y contrapuso la postura del grupo municipal del PP con la de ayuntamientos gobernados por este partido, entre los que citó el de Madrid, "donde el PP ha aplicado la ley por iniciativa propia", remarcó.

Por su parte, la concejala del BNG Margarida Vázquez instó a los populares a tener la "valentía de decir que no están de acuerdo, que quieren mantener esa simbología porque se sienten identificados con ella", argumentó al calificar al PP como "los herederos de todas aquellas actitudes de intolerancia", añadió en alusión al levantamiento militar y la dictadura.