Al menos dos observadores internacionales de la plataforma ITW asistirán como público al inicio del juicio

Publicado 12/02/2019 9:56:30CET

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

Al menos dos observadores internacionales de la plataforma International Trial Watch-Catalan Referendum Case (ITW) asistirán este martes, en el cupo reservado al público general, al arranque del juicio por el proceso independentista en Cataluña que comienza a las 10.00 horas en el Tribunal Supremo. Otro grupo espera en la cola con el resto de personas que intentan también presenciar la vista oral.

De momento, sólo dos de los expertos y un representante español de la plataforma han conseguido acceder a la sede del Tribunal Supremo, por su condición de profesionales del derecho, a los que después se les ha facilitado la tarjeta de identificación que le permitirán entrar al Salón de Plenos.

El tribunal del 'procés' acordó dejar fuera del juicio a los observadores internacionales, que habían sido solicitados por gran parte de las defensas. En el auto de admisión de prueba, el Supremo explicó que no reservará plazas para ellos en la sala donde se desarrollará la vista porque el juicio será televisado en directo y mediante 'streaming' en la web del Poder Judicial.

Los magistrados añadieron que "la consecuencia inmediata es que todo ciudadano que quiera convertirse en observador nacional o internacional, del desarrollo del juicio podrá hacerlo".

TOGAS CON CHORRERAS

Los dos abogados que están ya en el Supremo son el francés, Alexandre Faro, como representante de la Federación Internacional de Derechos Humanos y el belga Frederic Ureel, de la Asociación Europeos Demócratas.

A ambos les han pedido que se quiten sus respectivas togas --el belga llevaba el típico atuendo de los letrados de Bélgica con chorreras--, ya que los únicos abogados que van a estar en la sala con esta condición profesional son las defensas de los 12 acusados.

El resto de miembros de la plataforma, que intentan entrar en la sede judicial, alguno de ellos no son abogados, son de nacionalidad francesa, italiana o estadounidenses, según han informado los propios observadores.