Actualizado 26/06/2014 19:39 CET

Los partidos vascos no consiguen acercar posiciones respecto al modelo de Estado

PNV se abstiene en el texto de EH Bildu que solicitaba el reconocimiento del Estado a la "identidad nacional de Euskal Herria"

   VITORIA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Parlamento vasco ha acogido este jueves un debate en el que los grupos de la Cámara no han conseguido acercar posiciones sobre el futuro del modelo de Estado, ya que cada uno ha presentado y apoyado sus propios textos, excepto el PNV que no ha registrado una iniciativa propia y se ha abstenido en la de EH Bildu que solicitaba el reconocimiento del Estado a la "identidad nacional de Euskal Herria".

   El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, ha presentado este debate recordando que ha planteado varias iniciativas en la Cámara -preguntas, interpelaciones y ahora esta moción-, con el objetivo de que el lehendakari tuviera la "valentía" de concretar su modelo de Estado, "cómo piensa alcanzar sus objetivos, con quién y si plantea respetar la legalidad vigente".

   Maneiro ve "indispensable" llevar a la Cámara este debate para que los ciudadanos conozcan las ideas de unos y otros y debatirlas "en directo", con independencia de los trabajos que se realizan en la Ponencia de Autogobierno. "No es una moción contra nadie. Se plantea en positivo", ha asegurado.

   UPyD plantea una reforma de la Constitución española para promover un estado "federal, simétrico y cooperativo", conformado por las distintas comunidades autónomas, "todas ellas con las mismas competencias", con el objetivo de "acabar con las ineficiencias, duplicidades" y fomentando la "igualdad ciudadana". "Ha llegado la hora de impulsar estas reformas", ha insistido.

   El parlamentario del PNV Joseba Egibar ha denunciado que existen "hechos nacionales" no reconocidos por la Constitución como el "sujeto nacional vasco y el sujeto catalán", y ha advertido de que "la unidad de España será más unidad si parte de la libre adhesión". "Si no se discute y es una obligación sino que supone una subordinación, no será unidad", ha insistido.

   Por otro lado, ha explicado a EH Bildu que no apoya su texto porque "la autodeterminación es demasiado importante para que unos y otros andemos haciéndonos juegos políticos sobre quién es mas nacionalista o va más allá".

DESGASTE

   "Es un derecho democrático que queremos defender como tal y no usarlo para desgaste de unos y otros", ha señalado, antes de poner en valor el trabajo en la Ponencia sobre Autogobierno de la que cree que puede salir "una propuesta de modificación de la Constitución o de reforma del Estatuto".

   El parlamentario de EH Bildu Hasier Arraiz ha defendido que este debate es "adecuado" porque está en la calle y en otras instituciones, ya que el modelo territorial del Estado "está en crisis" y ha preguntado al PNV por qué no apoya su enmienda, si lo que solicita es "el respeto a la identidad nacional de Euskal Herria y, en consecuencia, a sus derechos nacionales".

   Arraiz ha advertido de que ni iniciativas como el "proceso express" de cambio de Rey no puede "detener que Cataluña y Euskal Herria se desaten"  y ha subrayado que "ni al Gobierno vasco ni al catalán le valen cambios cosméticos para no cambiar nada". "No queremos la reforma de la reforma del régimen franquista. Queremos aquello que hace 37 no hizo una verdadera transición de la democracia", ha señalado.

   El parlamentario del PSE Jose Antonio Pastor, por su parte, ha apostado por una reforma para "solucionar los problemas reales de la gente", no para "embarcarnos en querellas nacionalistas inútiles", sino que aboga por una reforma constitucional que pueda ser "socialmente comprendida por guardar relación directa con la vida de la gente".

   En este sentido, ha criticado la "confusión perpetua" a la que el lehendakari somete a los ciudadanos, ya que "por la mañana se levanta republicano, y por las tardes nos habla de un pacto con la Corona porque,  por lo visto, un Rey que gobierne es el último grito en materia de republicanismo en este país", ha ironizado. Además, ha advertido de que el modelo político de Urkullu "conduce a Euskadi a ser un país subordinado a la estrategia independentista de Cataluña".

   La presidenta del PP vasco, Arantza Quiroga, ha criticado el "doble juego" del lehendakari al hablar de su modelo de Estado y le ha reclamado "claridad y definición", porque en un entorno político como el vasco es "urgente clarificar el futuro y decir si va a ser de ruptura con España o de colaboración".

   "Nos estamos jugando el futuro de nuestro país. El PNV puede jugarse muy legítimamente su estrategia partidista, pero no jugar con el futuro de los vascos y es necesario definir las cartas", ha indicado, para subrayar que estamos en un momento de "política de Estado y no de política de partidos".

   Por último, ha criticado a quienes aseguran que el Estatuto está agotado o ya no sirve para compararlo con quienes "desprecian un Ferrari por el simple hecho de no saber manejarlo bien".

Para leer más