Publicado 28/01/2019 18:58CET

La plataforma de observadores del 'procés' incluye organizaciones impulsoras de actos soberanistas

Fachada del Tribunal Supremo
EUROPA PRESS - Archivo

El Supremo estudia si admite su presencia en el juicio que comenzará en las próximas semanas

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

La plataforma International Trial Watch-Catalan Referendum case, que ha solicitado al Tribunal Supremo participar como observadora en el juicio por el proceso soberanista en Cataluña que comenzará a celebrarse en las próximas semanas, está formada por organizaciones que han impulsado actuaciones favorables a la independencia. Esta posición partidista podría llevar al alto tribunal a rechazar su petición al entender que no realizaría una labor objetiva en este caso, según han indicado fuentes jurídicas a Europa Press.

El pasado mes de diciembre varias entidades "dedicadas a la defensa de los derechos y libertades de la ciudadanía" se unieron para crear dicha plataforma con el fin de "realizar un seguimiento y observación del desarrollo del juicio oral". Así se presenta International Trial Watch en el escrito en el que pide permiso a la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo para asistir al juicio contra los 12 líderes independentistas acusados de rebelión, sedición, malversación de caudales públicos y desobediencia.

El objetivo es que sus observadores realicen "informes finales relativos a los derechos fundamentales y garantías procesales que se ventilan" en este juicio. La plataforma está integrada por la Asociación Catalana para la Defensa de los Derechos Humanos; el Centro para la Defensa de los Derechos Humanos Irídia; El Observatorio del Sistema Penal y los Derechos Humanos de la Universidad de Barcelona; el Instituto de Derechos Humanos de Cataluña; el Instituto Internacional para la Acción no violenta (NOVACT); y el Colectivo Praga, según se recoge del escrito presentado ante el alto tribunal.

Sin embargo, las fuentes consultadas han explicado que el motivo 'ad hoc' para el que se ha formado la plataforma o las actuaciones que han realizado individualmente cada una de las organizaciones que la integran, que se pueden entender favorables al proceso independentista, pueden llevar a los magistrados al Tribunal Supremo a desestimar su petición de acudir a la sede judicial como observadoras al considerar que tienen un objetivo afín al de los encausados.

ACTUACIONES DE LAS ORGANIZACIONES

Por ejemplo, el Centro por la Defensa de los Derechos Humanos Irídia presentó cinco querellas por lesiones contra mandos de la Policía Nacional y agentes que intervinieron en el operativo policial contra el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017.

Por otro lado, el Instituto de Derechos Humanos de Cataluña presentó ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos una demanda contra España para evitar que el Gobierno de Mariano Rajoy aplicase el artículo 155 de la Constitución en Cataluña, denuncia que fue inadmitida por el tribunal de Estrasburgo. Escritos similares fueron presentados ante la Corte europea por el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont o la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, esta última se sentará en el banquillos de los acusados por el delito de rebelión.

El Colectivo Praga, formado por más de 40 juristas del mundo académico catalán, se presentó afirmando que su objetivo era contribuir con argumentos jurídicos al debate del 'derecho a decidir', convencidos de que se puede ejercer y que cabe en la Constitución. Este grupo ha anunciado querellas contra quienes interpusiesen recursos ante el Tribunal Constitucional para impedir la investidura de Puigdemont --huido de la Justicia española-- tras las elecciones autonómicas del 20 de diciembre de 2018.

Además, este colectivo también acudió a las instituciones europeas para denunciar una vulneración de los derechos humanos durante la celebración de la votación ilegal. En su caso, presentaron un informe ante el Consejo de Europa.

EL JUICIO SE RETRANSMITIRÁ EN DIRECTO

El Supremo aún no ha informado sobre si aceptará que expertos, académicos, juristas o miembros de organizaciones asistan al juicio como observadores internacionales, tal y como han solicitado las defensas de los 12 acusados. Hasta el momento sólo se ha conocido la opinión de la Fiscalía General del Estado, cuya máxima representante, María José Segarra, ha recordado que el procedimiento se celebrará con "transparencia" y con pleno respeto a las garantías de todos los procesados, ya que será "retransmitido en directo".

Mientras tanto, la plataforma International Trial-Watch ha convocado mañana a la prensa para dar a conocer las personas que formaran parte del equipo de observación "de manera independiente"; así como las "entidades que han mostrado apoyo a esta iniciativa mostrando su adhesión a la misma".

Para leer más