La Policía posee un 'museo' oculto de la Guerra Civil con decenas de artefactos desactivados y conservados durante años

Actualizado 15/02/2015 12:24:19 CET
TEDAX. Artefacto explosivo
Foto: EUROPA PRESS
            

Son utilizados para el estudio y la formación de los TEDAX, que advierten de la peligrosidad de manipular estos artefactos pese al paso del tiempo

   MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

   El TEDAX de la Jefatura Superior de Policía de Madrid cuenta en sus instalaciones con un 'museo' particular de la Guerra Civil española formado por decenas de artefactos explosivos utilizados por ambos bandos durante la contienda y que los especialistas han ido desactivando y recuperando durante años. Prácticamente todas las semanas tienen que atender una alerta de este tipo, relatan a Europa Press integrantes de esta Brigada, que sólo durante el año pasado recuperaron 64 piezas usadas durante el conflicto.

   Bombas de aviación italianas y alemanas usadas por la Legión Condor en el bombardeo de Madrid, minas republicanas, espoletas de todo tipo y material, incluso granadas de la segunda guerra mundial que fueron usadas por los maquis ya en la posguerra. Así hasta componer un nutrido catálago formado por decenas de piezas bien conservadas y usadas principalmente para su estudio y formación de nuevas generaciones de desactivadores.

   Granadas de mano del modelo Lafitte, también de la FAI traídas a Madrid por Durruti y conocida como 'la imparcial' "por lo inseguras que eran y el riesgo que tenían de explosionar en cualquier momento". El escritor británico George Orwell se refirió a ellas en su obra 'Homenaje a Cataluña' sobre la guerra española en la que participó luchando en el bando republicano: "se decía que estas granadas eran 'imparciales': mataban tanto al enemigo como a quien las arrojaba".

03.jpg

COMPLETAMENTE SEGURO, "LA DUDA OFENDE"

   Este 'museo' oculto en las instalaciones del complejo policial de Moratalaz es completamente seguro, todos los artefactos están desactivados y carecen de explosivo. "La duda ofende", bromea uno de estos especialistas con 20 años de experiencia. En sus explicaciones casi se confunde al policía con el historiador. No en vano, cuentan con un mapa de la Comunidad de Madrid del año 1937 en el que han reconstruido años de guerra, frentes, posiciones de los ejércitos y la extensión que llegaron a ocupar ambos bandos en función del lugar en el que iban recuperando los artefactos.

   A lo largo de los años son muy pocos los puntos de la Comunidad de Madrid en los que no haya aparecido algún rastro de la contienda. En ocasiones los hallazgos se dan en los puntos más inesperados: incrustado en el tejado de un edificio en pleno centro histórico de la ciudad, debajo de una cama en casa del abuelo recién fallecido o incluso en la mochila de un niño que se la trajo a casa tras un campamento de verano.

   Los especialistas no ocultan que hay zonas de especial incidencia por la actividad bélica durante la guerra como la Casa de Campo o la zona de Ciudad Universitaria, pero evitan ofrecer datos concretos para evitar un efecto llamada de curiosos. Advierten de que en los últimos tiempos ha aumentado la afición y los medios para buscar este tipo de vestigios de la contienda y hacen especial hincapié en su peligrosidad, a veces mortal. "Buscar bombas en el monte no es cómo ir a buscar setas", dicen.

10.jpg

"NO MERECE LA PENA SER LA ÚLTIMA VÍCTIMA"

   Según sus estadísticas, todos los años muere al menos una persona por accidentes a la hora de manipular estos artefactos militares que, pese a su antigüedad, siempre mantienen intactos sus componentes explosivos. Y la cifra de heridos es aún mayor. "Es una lotería, no merece la pena ser el último herido ni la última víctima de la guerra civil 75 años después", reiteran.

   Tampoco dan pistas sobre las técnicas que usan para desactivar las bombas, pero sí admiten que siempre se hace tomando numerosas precauciones y desde la distancia pese a la experiencia acumulada. En ocasiones han tenido que recurrir a armas de precisión para detonaciones controladas desde la lejanía.

   Los TEDAX, también dedicados a labores de NRBQ (riesgos nucleares, radiológicos, bacteriológicos y químicos), es una de las especialidades más reconocidas en la Policía. Entre los últimos servicios de esta Brigada destaca su colaboración en el esclarecimiento de un intento de ajuste de cuentas entre dos bandas rumanas usando una bomba adherida a un coche teledirigido o la intervención tras el incidente protagonizado por un individuo que se empotró contra la sede central del PP con un vehículo en el que portaba un artefacto explosivo.

04.jpg

OBJETO DE DESEO PARA COLECCIONISTAS

   La recuperación de artefactos militares antiguos son menos mediáticas, pero constantes en el tiempo. Sus conocimientos han servido en ocasiones para asesorar en la elaboración de libros sobre armamentos militares y sus piezas son objeto de deseo de muchos coleccionistas. En una ocasión un ciudadano francés les pidió que le pusiesen precio a una de las minas republicanas con las que cuentan en su particular 'museo'. "No caímos en la tentación de darle una cifra", recuerda uno de estos veteranos policías.

   Aseguran que nunca venderían sus piezas recuperadas porque aún les son muy útiles en sus investigaciones actuales "y porque son patrimonio de España". Aunque también admiten que por el momento no se ha interesado nunca ninguna asociación histórica ni institución oficial. Sus estudios sobre la materia han servido también para desmontar viejas creencias como armas que se pensaba que pertenecían a un bando cuando en realidad eran del otro.

   Ha habido años en los que se recuperaron más de 300 'municiones no explosionadas' (según la denominación de la OTAN) y es que estos especialistas dicen contar con su propio "índice macroeconómico de los TEDAX", bromean. Se refieren a que la época en la que más piezas desactivadas de la Guerra Civil coincidió con la burbuja inmobiliaria cuando las obras y el movimiento de tierras multiplicaron los hallazgos. Y dentro de esa vara de medir advierten que el año pasado fue más productivo que 2013.

02.jpg

05.jpg

06.jpg

07.jpg

08.jpg

09.jpg

11.jpg

12.jpg

13.jpg

Para leer más