El PP acusa al Gobierno de "traición a España" y Batet llama a rebajar la crispación como piden el Rey y Pastor

Sesión de control al Gobierno en el Congreso
Eduardo Parra - Europa Press - Archivo
Publicado 19/12/2018 14:40:51CET

La ministra remarca lo de Cataluña no se soluciona sin el PP y Montserrat presume del apoyo de los 'barones' del PSOE a sus tesis

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, ha acusado este miércoles al Gobierno de "traición a España" y de negociar con los independentistas "la venta de la unidad" nacional, un discurso que ha sido descalificado por la ministra de Administraciones Territoriales, Meritxell Batet, quien ha llamado a los 'populares' a ser parte de la solución para Cataluña evitando la "crispación" como, ha subrayado, también han pedido el Rey Felipe VI y la presidenta del Congreso, la 'popular' Ana Pastor.

El debate ha tenido lugar en el Pleno del Congreso, donde Montserrat ha interpelado a Batet sobre la actuación del Gobierno en Cataluña mediante una intervención plagada de ataques a su gestión e incluso al expresidente del Ejecutivo José Luis Rodríguez Zapatero, quien ha defendido recientemente que hay que dialogar con los independentistas porque "no son golpistas".

"¿Van a hacerle caso?. Zapatero es el mismo que se sienta con (Nicolás) Maduro y con (Arnaldo) Otegi, el que hundió la economía de España y el que hoy, si es su interlocutor válido, va a hundir la unidad de España", ha soltado Montserrat.

LA UNIDAD DE ESPAÑA, EN VENTA

También ha definido a los miembros del Gobierno como "cómplices necesarios" de la situación en Cataluña y como "presos y rehenes" de los independentistas, ha insinuado que están negociando con ellos "la venta de la unidad de España" y ha asegurado que mantienen una "ficción dolosa" con la que "engañan" a la ciudadanía. "Han vendido los valores constitucionales", ha llegado a decir.

Desde su punto de vista, el Ejecutivo está "fingiendo en que Cataluña no pasa nada" porque, para seguir en La Moncloa dependen de Quim Torra, "un agitador de la 'kale borroka' y un supremacista étnico", similar al fundador del PNV, Sabino Arana.

"Traicionan todas y cada una de las siglas de su partido", ha añadido Montserrat antes de restregar a la ministra que "hasta los barones" del PSOE están instando al "sanchismo" a defender la Constitución asumiendo los postulados del PP.

La ministra ha replicado a todas estas afirmaciones haciendo un llamamiento a la moderación y recomendando a los 'populares' que hagan caso a los consejos del Rey y Ana Pastor, parte de cuyos discursos a favor del diálogo y de la búsqueda del entendimiento ha citado en el hemiciclo.

INSULTAR NO ES EL CAMINO

"¿Son los valores de la Constitución y el espíritu de la Transición los que le han llevado a decir que estamos vendiendo España?", le ha preguntado con cierta ironía, antes de recriminarle que tras reproducir "exabruptos" de Torra haya proferido varios "insultos" contra el presidente del Gobierno.

Batet también ha exigido "respeto" para Zapatero y para las instituciones y ha denunciado que el "lenguaje de confrontación" del que ha hecho gala su interpelante "no contribuye en nada a la democracia", sino que ese tipo de oposición es la "nulidad absoluta".

A la advertencia de Montserrat de que el Gobierno se confunde porque su "enemigo" no es el PP sino el independentismo, la ministra ha dejado claro que ella en política sólo tiene "contrincantes" y que los socialistas son conscientes de que la "solución real" para Cataluña sólo llegará con el concurso de todas las formaciones políticas.

Y es que, ha explicado, el "problema" no son los dirigentes independentistas sino la "fractura social" porque en Cataluña hay unos dos millones de catalanes que no se sienten representados en el marco constitucional y otros muchos que no comulgan con el secesionismo.

"La fractura no se resuelve con descalificaciones, insultos ni intervenciones como la suya", le ha espetado a la portavoz 'popular', añadiendo que esos discursos "radicales" sólo contribuyen a cohesionar y "reafirmar un bloque", cuando, desde su punto de vista, es "responsabilidad" de los políticos "trascender los bloques y la fractura social".

EL 155, UN PARCHE

Por todo ello, ha incidido en que el Gobierno quiere "generar acuerdos en los que participe el PP" porque el problema catalán no lo resuelve de forma "unilateral" un presidente "o un Gobierno en solitud", sino que hacen falta todas las fuerzas políticas. "La suya la primera, va a llevar mucho tiempo pero sólo hay una vía, el diálogo, el acuerdo y el cumplimiento de la ley", ha resumido, lamentando que intervenciones como la de Montserrat alejan aún más las soluciones.

También ha rechazado la aplicación del artículo 155 de la Constitución porque, a su juicio, no sería más que "un parche" y no serviría para poner fin a la crisis política. "Reducen la Constitución a un sólo artículo", ha afeado Batet.

Contador