Actualizado 20/09/2007 20:26 CET

El PP balear va a "copiar" la iniciativa del PPCV de recoger el "elenco de incumplimientos" del gobierno de Zapatero

VALENCIA, 20 Sep. (EUROPA PRESS) -

La presidenta del Partido Popular de Baleares, Rosa Estarás, aseguró hoy que su formación va a "copiar" la iniciativa del PPCV de recoger el "elenco de incumplimientos" del gobierno de José Luis Rodriguez Zapatero, en referencia al documento presentado por este partido que recoge 1.000 incumplimientos del gobierno estatal hacia la Comunitat Valenciana y cifra los agravios en 30.000 millones de euros.

Estarás, que hoy compartió una jornada de trabajo con el PPCV, señaló que la idea es estar "más coordinados que nunca" y "sumar estrategias, objetivos y principios" en aras del objetivo final, que se centra en que "la seriedad gobierne España" , con Mariano Rajoy en la Presidencia del Gobierno.

La responsable del PP balear indicó que van a "copiar" la iniciativa valenciana "en el sentido de poder hacer un abanico, un elenco de incumplimientos" por considerarlo "ilustrativo, pedagógico y que se ajusta totalmente a la realidad".

En este sentido, puso como ejemplos como varios convenios de carreteras, residencias o ferroviarios que fueron firmados con el gobierno de Aznar, que se dejaron de pagar por parte del Estado, según Estarás, al llegar Zapatero a la Moncloa y que ahora, con el ejecutivo socialista en Baleares, están siendo abonados.

La responsable popular lamentó que el "talante" le ha fallado a Zapatero "estrepitosamente" y criticó que "se ha castigado al gobierno popular por ser popular" lo que deriva en la existencia de "ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda en base al interés partidista". En este sentido, también rechazó los "agravios" respecto a Cataluña que provocan que "no todos los españoles valemos ya lo mismo" y que hay "comunidades de primera y de segunda".

Estarás dijo que el caso balear puede ser un "referente" respecto a lo que "puede pasar" y en este sentido, recordó que a pesar de haber sido la fuerza más votada en las pasadas elecciones autonómicas, con el 47,4 por ciento, está en la oposición, y se ha formado un gobierno que aglutina a cinco socios, que convierte la presidencia del Govern en "débil e inestable" al estar más preocupado por mantener los "equilibrios de poder" que en gobernar.

La responsable popular lamentó que en sólo 75 días de gobierno ya se han registrado "amenazas de dimisión" por parte del algunos miembros del ejecutivo balear. Los gobiernos, advirtió, necesitan de "objetivos comunes y rumbos exactos" y el hexapartito tiene, subrayó, "seis rumbos" con el único objetivo común de "arrinconar al PP en las instituciones".

Sin embargo, Estarás advirtió de que los populares no harán una "oposición de convidado de piedra" sino que serán un gobierno en la sombra que formule alternativas y propuestas.

"ZAPATERO NO ES DE FIAR"

Por su parte, el secretario general del PPCV, Ricardo Costa, aseguró que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, "no es de fiar" por sus "incumplimientos", pero tampoco lo es por sus "compromisos" y en este sentido, lamentó la "carrera alocada de venta de cheques, como si fuera un mercadeo de compra de votos que no ofrecen credibilidad, confianza o alternativas a los ciudadanos".

El dirigente popular señaló que Zapatero "quiere un lío" para España, a imagen de Baleares, y por ello, auguró, el PP "va a ganar las elecciones" y el PPCV y el balear serán la "avanzadilla", la "punta de lanza". Costa garantizó que estos próximos meses la coordinación de ambas formaciones será "contínua" con vistas al objetivo de ganar las próximas elecciones generales.

Lo más leído

  1. 1

    Primeras palabras de Fabiola Martínez tras su separación de Bertín Osborne

  2. 2

    'Adú', favorita para los Premios Goya con 14 nominaciones

  3. 3

    La reacción de Makoke a las duras acusaciones de Kiko Matamoros

  4. 4

    Bertín Osborne y Fabiola rompen su relación sentimental

  5. 5

    Madrid ordena no volver a contratar en el mismo centro a ningún profesional que rechace trabajar en el Zendal