Actualizado 26/04/2007 16:31 CET

PP pide a Chaves que aclare si la Junta ha tenido "relación" con la promotora del "escándalo de corrupción" en Ibiza

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El secretario general del PP-A, Antonio Sanz, reclamó hoy al presidente de la Junta, Manuel Chaves, que aclare si su Gobierno ha tenido algún tipo de "relación" en los últimos años con la promotora Brues, presidida por el empresario Antonio Pinal, a la que se relaciona, según apuntó, con un "gravísimo escándalo de corrupción en Ibiza, que afecta directamente al PSOE".

En declaraciones a Europa Press, Sanz manifestó que el PP tiene "sospechas" de que el Gobierno de Manuel Chaves "ha mantenido intensas relaciones con esa empresa", así como "indicios claros" de que la promotora "ha recibido importantes contratos por parte de la Junta en los últimos años".

En este sentido, indicó que es necesario que desde la Junta se aclare "cuál ha sido la relación y el 'modus operandi" con esta empresa, algo que se debe conocer, a su juicio, tras hacerse públicas las relaciones de la promotora Brues con "administraciones del PSOE".

Para Antonio Sanz, es "absolutamente imprescindible que exista la máxima transparencia en estos asuntos relacionados con el urbanismo, por lo que sería una tranquilidad para todos que la Junta inmediatamente aclarara si ha existido esa relación con Brues y si se le han dado contratos".

De igual manera, el secretario general del PP-A consideró que "sería bueno que Chaves aclarara también a qué se refieren los dirigentes del PSOE balear cuando hablan de la 'mini Marbella' en relación con el Partido Socialista". "Por higiene democrática y por el buen nombre de Marbella y de la política en general, sería conveniente que el PSOE diera explicaciones", sentenció Sanz.

El dirigente del PP-A se refirió con estas declaraciones al contenido de unas grabaciones reproducidas hoy por el diario El Mundo, en las que el ex secretario general de la Federación Socialista de las Pitiusas, Roque López, revela que el PSOE de Ibiza pactó el cobro de una comisión de 1,5 millones de euros con la promotora Brues a cambio del mayor proyecto urbanístico de la ciudad Eivissa Centre.