Actualizado 07/01/2009 20:50 CET

El PP ve "necesarias y urgentes" las nuevas reglas de conducta para militares y AUME las tilda de "fraude democrático"

MADRID, 7 Ene. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de Defensa del Grupo Parlamentario Popular, Betina Rodríguez Salmones, consideró hoy que las nuevas normas de conducta para los soldados españoles, anunciadas ayer por la ministra del ramo, Carme Chacón, son "necesarias" y "urgentes" en su aplicación. Por su parte, la Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) tildó de "auténtico fraude democrático" que el texto tome forma de "real decreto" y no haya contado con la participación del colectivo al que se dirige.

En declaraciones a Europa Press, Salmones indicó que su partido todavía no ha recibido un primer borrador de las nuevas ordenanzas, por lo que han "reclamado" recibirlo en los próximos días. A su juicio, el código se hace necesario debido a que en los últimos años se han sucedido una serie de "derogaciones, más fruto de la chapuza o la improvisación que de un verdadero proyecto de actualización".

Para eliminar la "confusión" existente hasta el momento, la portavoz 'popular' estima que las normas se aprueben lo antes posible, siempre manteniendo el "máximo respeto" a las vigentes Reales Ordenanzas, redactadas en 1978, y sin introducir ningún elemento de "politización o adoctrinamiento". "No son necesarios grandes cambios", agregó, para apuntar que Chacón ya anunció su interés por reactualizar este texto en su primera comparecencia.

"El Ejército no se concibe sin normas", indicó, antes de emplazar al Gobierno a que presente en las Cortes "este trimestre" la Ley de Derechos y Deberes de los militares, que supone un "compromiso incumplido" durante la pasada legislatura. Finalmente, emplazó al Ejecutivo socialista a encarar también la creación de un Observatorio de la Vida Militar, que beneficiaría la relación del colectivo con el Parlamento.

AUME: "UN ERROR Y UN FRAUDE DEMOCRÁTICO"

Por su parte, el secretario general de la AUME, Mariano Casado, criticó, en declaraciones a Europa Press, que el proyecto no haya contado con el consenso de todos los partidos políticos y, principalmente, de las propias tropas. En su opinión, hubiese sido más oportuno establecer una "norma con rango de ley" en vez de un real decreto, que "sólo gestiona el Gobierno". "Se ha hecho de espaldas. Es un auténtico fraude jurídico y democrático", reprobó.

Además, calificó como un "error" el hecho de que las Reales Ordenanzas se publiquen antes de la todavía pendiente Ley de Derechos y Deberes de las Fuerzas Armadas. "Es empezar la casa por el tejado", señaló Casado, quien ve necesario elaborar un marco jurídico "adecuado" para que después pueda haber "un desarrollo".

Tras criticar este incumplimiento "reiterado" del Ejecutivo, enfatizó que las tropas españolas en misiones en el extranjero cumplen "escrupulosamente" con todos los reglamentos establecidos en el Derecho Internacional Humanitario, por lo que el código anunciado tiene, a su juicio, un mayor carácter "mediático".

Durante la celebración de la Pascua Militar, la ministra de Defensa anunció ayer las nuevas ordenanzas que incluirán dos principios para las misiones en el exterior que obligarán a distinguir entre objetivos militares e instalaciones civiles y prohibirán el uso de ciertas armas como las bombas de racimo.