La princesa Corinna: "Se me está utilizando en medio de asuntos internos de España que no tienen que ver conmigo"

Corinna zu Sayn-Wittgenstein - Vanity Fair
VANITY FAIR
Actualizado 20/03/2013 19:35:57 CET

En su entorno aseguran que ha recibido amenazas y que organizó la luna de miel de los Príncipes de Asturias

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

La princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein confiesa estar "preocupada" por las "falsas informaciones" que están circulando sobre ella en España, donde dice que se la está "utilizando en medio de asuntos internos" del país.

Así lo asegura en la revista Vanity Fair, que en un amplio reportaje sobre la amiga del Rey cita fuentes de su entorno de la aristócrata alemana para asegurar que organizó la luna de miel de los Príncipes de Asturias en 2004, e hizo gestiones con Arabia Saudí o con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

"Estoy muy preocupada por las informaciones falsas que circulan sobre mí en España, pero no puedo comentar nada porque tengo firmados contratos de confidencialidad con mis clientes y porque, además, estoy convencida de que se me está utilizando en medio de asuntos internos del país que no tienen que ver conmigo", ha dicho Corinna en unas declaraciones a Vanity Fair que ha recogido Europa Press.

Al ser preguntada después si ha recibido amenazas, la princesa responde lacónica: "Ésa es otra razón por la que no voy a hablar". Sin embargo, una amiga íntima de Corinna --cuyo nombre no cita-- confirma esas amenazas desde que su nombre salió a la luz con la cacería en Botsuana y de las que la propia aristócrata habría dado cuenta a Don Juan Carlos, pero éste le habría dicho que no se preocupe.

Tras las declaraciones que realizó al diario El Mundo, donde admitió que había prestado colaboración "delicada" al Gobierno español en asuntos clasificados, el Rey le envió un mensaje diciéndole que las había leído y que la apoyaba, según las fuentes citadas por esta publicación.

LA LUNA DE MIEL DE LOS PRÍNCIPES

La primera misión de Corinna, según relata la revista, fue organizar el viaje de luna de miel de los Príncipes de Asturias a Jordania, Tailandia y Fiyi sin que sufrieran la persecución de los paparazzi. El segundo encargo, añade, fue ayudar al Duque de Palma, Iñaki Urdangarín, a conseguir un trabajo en la Fundación Laureus. Aunque logró que fuera presidente de Laureus en España, el yerno del Rey rechazó el puesto.

Asimismo, la revista relata algunas de las gestiones que estos años habría realizado Corinna tanto con Arabia Saudí, que habría sido el "embrión" del que saldría seis años después la firma del tren de alta velocidad a la Meca, como con las autoridades rusas. A este respecto, señala que la alemana habría colaborado para que el presidente Vladimir Putin recibiera al Rey en el Kremlin en junio de 2005. Ocho meses después, Putin realizaba su primera visita de Estado a España.

Vanity Fair indica además que los trabajadores del despacho Boss & Co, donde ella trabajaba hasta que en 2006 creara su empresa Apollonia Associates --sobre asesoría estratégica internacional--, recuerdan hoy que el hombre que telefoneaba a la tienda preguntando por ella en inglés y que decía llamarse 'Mr Schumer' era en realidad Don Juan Carlos.