Actualizado 04/06/2009 17:46 CET

El Príncipe preside por segundo año consecutivo la entrega de diplomas del Centro Superior de Estudios de Defensa Nacional

MADRID, 4 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, presidió hoy, por segundo año consecutivo, el acto de clausura y entrega de diplomas a los alumnos militares y civiles del XLV Curso Académico del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), el centro de referencia en enseñanza militar de postgrado.

Ataviado con el uniforme de comandante del Cuerpo General de las Armas del Ejército de Tierra, el heredero de la Corona manifestó su "satisfacción" por volver a participar en este acto académico, que en ediciones anteriores había estado presidido por el Rey don Juan Carlos, y expresó su felicitación a todos los diplomados.

El Príncipe de Asturias llegó al CESEDEN a las 12.00 horas y fue recibido por la ministra de Defensa, Carme Chacón, y el jefe de Estado Mayor de la Defensa (JEMAD), general del Aire José Julio Rodríguez Fernández. Tras los honores de ordenanza, el Príncipe, la ministra y el JEMAD ocuparon la presidencia del acto, acompañados por los jefes de Estado Mayor de la Armada y de los Ejércitos de Tierra y del Aire, el almirante general Manuel Rebollo García y los generales de Ejército y del Aire Fulgencio Coll y José Jiménez Ruiz.

Don Felipe protagonizó el momento más emotivo de la ceremonia cuando entregó al general de División en la reserva José María Salas Larrazabal el Premio Marqués Santa Cruz de Marcenado, que distingue su contribución al conocimiento de la Historia y la Aeronáutica y a la difusión de la cultura militar y su brillante carrera militar.

Ante un auditorio con presencia de la mayoría de los altos cargos del Ministerio de Defensa y de altos mandos militares de los tres ejércitos y de la Guardia Civil, representada por su subdirector general operativo, el teniente general José Manuel García Varela, el director del CESEDEN, el almirante Rafael Sánchez-Barriga, agradeció la presencia de Don Felipe y destacó el trabajo realizado por los profesores del centro y por los 133 alumnos que han pasado por sus aulas en este ciclo académico.

El almirante abogó por continuar impulsando desde su centro de formación un enfoque "integral y global" en materia de seguridad y defensa y resaltó la importancia de iniciativas y convenios bilaterales como el que recientemente firmó el CESEDEN con la Escuela Diplomática con el objetivo de que militares y diplomáticos trabajen juntos desde su etapa de formación.

Destacó además los avances en cooperación internacional y en relaciones con centros homólogos que ha desarrollados el CESEDEN y los cursos impartidos a oficiales superiores de las Fuerzas Armadas de países iberoamericanos y a mandos del Ejército Nacional Afgano, curso que este año ha cumplido su tercera edición.

Al término del acto de clausura del XLV Curso Académico del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional, la ministra de Defensa --que el pasado año no pudo asistir por encontrarse de baja maternal-- y el Príncipe don Felipe realizaron los tradicionales brindis por el Rey y por España.