El PSOE modera su programa electoral renunciando a la España federal o al impuesto a la banca

Pedro Sánchez presenta las 110 principales medidas del programa electoral del PS
Eduardo Parra - Europa Press
Actualizado 27/03/2019 19:11:49 CET

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

El PSOE ha abandonado algunas de sus apuestas más rompedoras, pero también más polémicas, en el programa electoral para las generales del 28 de abril que el presidente del Gobierno y candidato a la reelección, Pedro Sánchez, ha presentado este miércoles en un teatro del distrito madrileño de Tetuán, donde se crió.

Al menos entre las 110 medidas del programa que el PSOE considera principales, no hay ni rastro de la apuesta del PSOE para promover una reforma constitucional que avance hacia la España federal, como sí aparecía en los programas de 2015 y 2016.

El documento que ha presentado Sánchez rodeado de una hilera de banderas de España y de la UE, sí se compromete a reformar la Carta Magna para limitar los aforamientos y reducir a 300.000 las firmas de la iniciativa legislativa popular, pero con respecto al modelo territorial sólo hay una mención a reforzar el actual Estado de las Autonomías y a promover un pacto de Estado para reformar el sistema de financiación autonómica.

En esta legislatura, el PSOE puso en marcha, con poco éxito, una comisión de estudio sobre el actual Estado de las autonomías, pensada como embrión de una futura reforma de la Constitución. Sólo PP, Ciudadanos y Compromís formaron parte de ella, los dos primeros con escaso entusiasmo.

Otro ejemplo de contención en el programa del PSOE tiene que ver con la renuncia a poner en marcha un impuesto específico a la banca a través de un recargo en el Impuesto de Sociedades, como los socialistas defendieron con determinación estando en la oposición.

No lo incluye en las 110 medidas, aunque sí se compromete a reforzar la progresividad del sistema fiscal, incrementando la aportación de las grandes empresas y de los contribuyentes de ingresos más altos y grandes patrimonios.

El PSOE también promoverá la armonización a nivel europeo con los impuestos sobre determinados servicios digitales ('Tasa Google'), el impuesto sobre transacciones financieras ('Tasa Tobin') y el impulso a la fiscalidad ambiental que desincentive la contaminación y favorezca la transición ecológica.

También hay moderación en la parte más social y feminista del programa. El partido promete redactar una ley integral contra la trata de seres humanos con fines de explotación sexual y luchar contra la publicidad de servicios de contenido sexual, pero esta vez no incluye sanciones a la demanda y compra de prostitución, que sí figuraba en su programa de 2016.

UN PROGRAMA PARA NEGOCIAR

Esta moderación de las promesas electorales casa con el mensaje que el partido está lanzando en la precampaña del 28 de abril, presentándose como la única alternativa de gobierno moderado, frente a la radicalización y el retroceso que ofrecen, en su opinión, las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox.

Frente al cordón sanitario que Ciudadanos ha establecido en torno al PSOE, con el que asegura que no llegará a ningún pacto poselectoral para formar gobierno, el PSOE tan sólo excluye a Vox de las conversaciones para lograr una investidura y afirma que, llegado el momento, pondrá sobre la mesa su programa electoral para negociar los apoyos que precise.

Contador