Actualizado 19/05/2022 21:51

El rey emérito llega a Sanxenxo entre gran expectación mediática y vecinal

DON JUAN CARLOS I LLEGA A ESPAÑA
DON JUAN CARLOS I LLEGA A ESPAÑA - EUROPA PRESS REPORTAJES

El rey emérito, que vuelve a España tras casi dos años en Abu Dabi, se reunirá el lunes en Madrid con su hijo, Felipe VI

SANXENXO (PONTEVEDRA), 19 (EUROPA PRESS)

El rey emérito Juan Carlos I ha llegado pasadas las 20,00 horas de este jueves a Sanxenxo (Pontevedra) rodeado de una gran expectación mediática y vecinal. En la localidad gallega pasará el fin de semana junto a su hija, la infanta Elena, con motivo de la Copa de España de Vela de 6 Metros.

Minutos antes de su aparición, la primera en casi dos años tras su marcha a Abu Dabi, algunos vecinos del municipio pontevedrés se han ido congregando alrededor de la casa en la que se hospedarán el emérito y la infanta, propiedad de Pedro Campos, empresario y presidente del Club Náutico de Sanxenxo, así como amigo íntimo de Juan Carlos.

Muchos de ellos portaban banderas de España, así como mascarillas con el escudo y con una franja rojigualda; otros ondeaban banderines y algunos hacían incluso llamadas o videollamadas para transmitir la llegada del emérito a aquellos que no han podido acercarse.

Casi todos los vecinos allí reunidos han coincidido en señalar que "no hay sitio mejor" para que Juan Carlos I vuelva a España y que "debería quedarse por lo menos un mes" ya que "en Sanxenxo se le quiere mucho".

También algunos de los vehículos que a lo largo de toda la tarde han circulado por la carretera que da acceso a la casa de Campos --donde se han apostado todos los medios de comunicación-- han mostrado su apoyo al monarca con bocinazos y coreando 'Viva el Rey'.

Con todo, y pese al mayoritario apoyo mostrado por la localidad, en el recibimiento sí ha habido alguna nota discordante y crítica con la actitud y la presencia del emérito. Además de pitazos y gritos de 'Viva la República' y 'Fuera el Rey', un hombre ha mostrado una bandera republicana.

Así, tras unas ocho horas de vuelo y más de 6.000 kilómetros, Juan Carlos I aterrizaba alrededor de las 19,15 horas en el aeródromo de Vigo, donde horas antes, sobre de las 17,00 horas, hacía lo propio la infanta Elena, que llegaba en un vuelo comercial procedente de Madrid.

Vestida de blanco y con uno de sus característicos sombreros, una furgoneta la trasladó a la terminal en la que ha aterrizado su padre, al que ha recibido a pie de pista. El emérito ha bajado del avión con dificultad pero sin su habitual bastón. Tras abrazarlo, la infanta le ha hecho una reverencia al emérito para luego montar en el coche del presidente del Club Náutico de Sanxenxo.

Un trayecto de algo más de media hora separa el aeropuerto vigués de la zona de Nanín, donde se encuentra la casa de Campos y a la que Don Juan Carlos y su hija han llegado en un turismo conducido por el propio empresario, secundado además por otro vehículo de apoyo.

El monarca, de camisa azul claro y americana azul oscuro, ha saludado, sonriente y con la ventanilla ligeramente bajada, a vecinos y medios de comunicación; algo que también ha hecho la infanta, que viajaba en uno de los asientos traseros.

Entre vítores y preguntas de los periodistas sobre su salud, su estancia en el municipio gallego y su llegada a España, el vehículo ha accedido directamente al camino que da a la casa del Campos. Tal y como explicó Campos, el plan del fin de semana será principalmente "casero", aunque también dependerá de si le apetece salir.

Mientras se disolvía el revuelo mediático provocado por la presencia del monarca en Nanín, algunos vecinos rezagados han continuado vitoreando al emérito e incluso alguno se ha atrevido a entonar la ranchera 'Sigo siendo el rey', del mexicano Vicente Fernández.

¿PARTICIPARÁ EN LA REGATA?

Esta es la primera vez que Don Juan Carlos pisa territorio nacional desde hace casi dos años, después de que el 3 de agosto de 2020 abandonase el país a bordo de un jet privado para instalarse en Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos). Sin embargo, no ha pasado mucho tiempo desde la última vez que la infanta Elena vio a su padre. De hecho, a mediados del pasado mes de abril ella y su hermana Cristina acudieron junto con sus hijos a visitar Juan Carlos a Abu Dabi.

La razón de su desplazamiento a Sanxenxo, según apuntan a Europa Press distintas fuentes del municipio y su entorno, es que Don Juan Carlos acudirá a un evento organizado por el club con motivo de su llegada y del arranque de la Copa de España de Vela de 6 Metros, modalidad en la que compite el 'Bribón'.

Allí, en torno al mediodía del viernes, lo recibirán amigos y miembros del Club, así como el alcalde del municipio, Telmo Martín. También es probable que participe en la reunión de patrones que se celebra habitualmente antes de comenzar las pruebas, aunque no está confirmado.

El registro de participantes será este mismo viernes de 10,00 a 12,00 horas, mientras que la reunión de los patrones de las embarcaciones de la regata será en torno a las 11,30 horas. La primera prueba de la competición, que se alargará hasta el domingo, dará comienzo a las 15,00 horas.

Así las cosas, el 'Bribón' y el muelle están "listos" por si Don Juan Carlos "se anima" a volver a capitanearlo, pero el presidente del Club Náutico de Sanxenxo recuerda que el emérito lleva "casi tres años sin navegar".

Si bien tiene la intención de volver a la vela, si se embarcará o si acudirá como un mero espectador es una decisión "que él tendrá que tomar" en función de lo que le apetezca hacer y de "la meteorología" de la ría de Pontevedra, aunque parece que será favorable para la práctica de este deporte.

REUNIÓN CON FELIPE VI

Tras pasar el fin de semana en Sanxenxo, está previsto que Don Juan Carlos se desplace a Madrid para reunirse con su hijo, el rey Felipe VI, y otros familiares.

Desde que el emérito anunciase hace casi dos años, el 3 de agosto de 2020, su decisión de trasladar su residencia fuera de España, concretamente a Abu Dhabi, muchos han sido los rumores sobre una posible vuelta.

Aquel día, el Palacio de la Zarzuela hizo público que el emérito había trasladado por carta a su hijo que tomaba esta decisión "con profundo sentimiento, pero con gran serenidad" para así "contribuir a facilitar el ejercicio" de las funciones de Felipe VI como jefe de Estado.

Desde entonces, el destino que con más fuerza ha sonado para su vuelta ha sido Sanxenxo, lugar que siempre ha gustado al monarca. Los rumores han ido ganando peso en los últimos meses, sobre todo después de que el 2 de marzo de este año la Fiscalía anunciase el archivo de las investigaciones abiertas por parte del Ministerio Fiscal. Precisamente en marzo, Don Juan Carlos enviaba otra carta al actual monarca en la que consideraba "oportuno" su eventual regreso a España.

La noticia como tal saltaba esta semana. El domingo, 15 de mayo, Felipe VI mantuvo una conversación telefónica con su padre con motivo del desplazamiento del monarca a Abu Dabi para trasladar las condolencias por la muerte del presidente de Emiratos Árabes Unidos. Según informó entonces Zarzuela, ambos quedaron en verse en Madrid cuando Don Juan Carlos volviese a España, en el que será su primer encuentro desde la marcha del antiguo jefe de Estado al país del Golfo.

Durante las últimas semanas, muchas personalidades han avanzado la noticia, entre ellas Fernando Ónega o el propio alcalde de Sanxenxo, Telmo Martín, pero no fue hasta este pasado miércoles por la noche cuando se hizo pública la confirmación oficial.

La Casa Real emitía un comunicado en el que indicaba que Juan Carlos I llegaría este jueves a Galicia. Además, la Casa Real confirmaba que el lunes 23 de mayo se trasladará a Madrid para estar con su hijo, Felipe VI, con la Reina Sofía y con otros miembros de la familia en el Palacio de la Zarzuela antes de regresar esa misma jornada a Abu Dabi.

Más información