El Rey reclama a los partidos políticos "unidad" contra el terrorismo y "consenso en los grandes temas de Estado"

Actualizado 24/12/2007 22:20:11 CET

Pide apoyo para las instituciones y asegura que la España que representa la Constitución "está concebida para integrar a todos"

MADRID, 24 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Rey pidió hoy a los partidos políticos "unidad" contra el terrorismo y "mayores esfuerzos" para alcanzar el "consenso en los grandes temas de Estado", a la vez que reclamó apoyo para las instituciones y defendió a la Constitución como un elemento integrador del país.

En su tradicional Mensaje de Navidad, el monarca afirmó que la lucha contra el terrorismo "reclama, sin duda, unidad" para acabar con los crímenes, amenazas y extorsiones que "siguen presentes"."Necesitamos cuanto antes una cultura de unidad que haga efectivo el compromiso de todos los demócratas para acabar definitivamente con el terrorismo", añadió.

En este sentido, el Rey recordó que siempre ha defendido que esta unidad es "un objetivo urgente e imperativo para el Estado, un deseo de los ciudadanos, una obligación de todas las fuerzas democráticas, y un deber frente a las víctimas y sus familias, a quienes nos debemos y recordamos con el mayor afecto en estas fechas".

Por ello, animó a poner "los medios para ello", contando con la "abnegada y eficaz labor" de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y con la "firme acción" de la Justicia, todo ello apoyado por la ley, los instrumentos del Estado de Derecho y la cooperación internacional.

El Rey recordó que el año 2007 arrancó "con la rabia, indignación y sufrimiento, dejados por el brutal atentado en Barajas", en el que murieron dos inmigrantes ecuatorianos, y termina con el "profundo dolor y firme repulsa ante el vil asesinato" de los dos jóvenes guardias civiles en Capbreton (Francia).

DEFENSA DE LA CONSTITUCIÓN.

El monarca comenzó su discurso recordando que ya han transcurrido tres décadas desde los primeros comicios democráticos en la Transición y España ha demostrado ser un país "capaz de superar retos, de arrinconar el desánimo y de acometer, con energía e ilusión, una modernización única en nuestra Historia".

"La España que representa nuestra Constitución está concebida para integrarnos a todos", afirmó Don Juan Carlos, quién se mostró convencido de que frente a las dificultades de cada momento, desde la unidad se lograrán encontrar "las soluciones precisas, si ponemos la voluntad y los medios para ello".

"Esa capacidad de superación, ese dinamismo, es lo que distingue a la España de hoy. La España cuyo patrimonio común y diversidad aseguran nuestra Constitución", indicó.

CONSENSO EN LAS GRANDES CUESTIONES.

En su opinión, unidad y diversidad se vertebran en la democracia española como conceptos que definen al país y que, debidamente integrados en el marco constitucional permiten progresar a España como nación.

"Los Estados que con mayor eficacia atienden a la voluntad de sus ciudadanos se basan en la solidez y estabilidad de sus modelos democráticos e instituciones, así como en su amplia cohesión interna en torno a las grandes cuestiones", subrayó.

En este sentido, el monarca consideró "de especial importancia" reclamar "de nuevo" a los partidos políticos "mayores esfuerzos para alcanzar el necesario consenso en los grandes temas de Estado".

"Creo también necesario solicitar el debido apoyo para nuestras instituciones y poderes en aras de su más eficaz funcionamiento. Todo ello, conforme a las reglas y principios de nuestra Constitución", recalcó.

APOYO A LOS INTERESES EN EL EXTERIOR.

Por otro lado, el Rey animó a aplicar los "mejores esfuerzos" para promover y apoyar los intereses de España en el mundo, ya que, según dijo, "nuestra seguridad y nuestro progreso dependen cada vez más de ello.

Por ello, expresó su "reconocimiento y gratitud" a cuantos sirven a España en el exterior, en particular, a los miembros de la Fuerzas Armadas y Cuerpos de Seguridad "por las sacrificadas misiones que desarrollan" y tuvo un "emocionado recuerdo" hacia los soldados que este año perdieron la vida en cumplimiento del deber y hacia sus familias.

Don Juan Carlos reiteró el "compromiso" con la integración europea, cuando se acaba de firmar en Lisboa un nuevo Tratado, y reafirmó los "sentimientos de hermandad" con todos los países y pueblos iberoamericanos.

En este punto, el monarca quiso "subrayarles de corazón" la "cercanía", "admiración" y "respeto" hacia sus respectivas identidades y la "apuesta solidaria" con su futuro. "Nada de lo que afecta a América nos es ajeno", recalcó.

Asimismo, resaltó la "intensidad" de los vínculos que unen a España con los vecinos del Mediterráneo y la importancia de la Cooperación al Desarrollo que España despliega en múltiples países "como expresión de solidaridad hacia la dignidad, derechos y necesidades de tantos seres humanos".

ECONOMIA Y EDUCACIÓN

Por otro lado, Don Juan Carlos destacó la "envidiable trayectoria de crecimiento" de España, pero advirtió que las "fluctuaciones económicas deben llevar a las distintas Administraciones a redoblar esfuerzos para atender las carencias de muchas personas", en especial los más jóvenes, los mayores y los colectivos más vulnerables.

En este sentido, animó a continuar profundizando en las medidas frente al desempleo, la carestía de la vivienda, los salarios más bajos, las desigualdades, o las diversas necesidades sociales y asistenciales.

Además, el monarca aseguró que la ampliación del Estado del Bienestar pasa también por poner los medios precisos para seguir elevando la calidad de la educación. "Una educación que debe responder a las legítimas aspiraciones de promoción personal y perseguir un armónico desarrollo colectivo, como sociedad moderna y cohesionad", explicó.

Así, se mostró a favor de "impulsar la debida observancia de las reglas sobre contenidos televisivos e infancia acordadas para la protección de los menores", y reclamó una mayor toma de conciencia "frente a los devastadores efectos de la droga".

Don Juan Carlos también se refirió a la violencia y malos tratos contra las mujeres, que "duelen e indignan profundamente, y nos denigran como sociedad", y animó a poner medidas para evitar los accidentes de tráfico.

RESPETO AL MEDIO AMBIENTE.

Además, indicó que un mejor futuro pasa por ejercer las responsabilidades y aprovechar las oportunidades para un desarrollo sostenible, respetuoso con el medio ambiente.

"No es un asunto que se limite a una legislatura. Requiere el acuerdo de todas las fuerzas políticas y el empuje de la sociedad en su conjunto", subrayó.

En este sentido, aseguró que la celebración en 2008 de la Exposición Internacional en Zaragoza dedicada al agua, debe permitir mostrar un creciente compromiso en materia medioambiental.

Por último, el monarca agradeció "las numerosas muestras de afecto personal e institucional hacia la Corona" y reafirmó su "profundo y permanente compromiso de servicio y de entrega a España y a todos los españoles".

Para concluir expresó, en nombre de la Reina, los Príncipes de Asturias y las Infantas, su "mayor afecto y mejores deseos a todos los españoles" de cara a esta fiestas navideñas, en especial a quienes se encuentran lejos de España, así como a los extranjeros residentes en nuestro país.