Sánchez agradece a las tropas españolas en Malí su labor "estratégica" para la seguridad de España y de la UE

Pedro Sánchez llega a Mali para visitar a las tropas españolas
Moncloa
Actualizado 27/12/2018 15:23:06 CET

KOULIKORO (MALÍ), 27 (de la enviada especial de EUROPA PRESS, Beatriz Fernández)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha agradecido este jueves la labor que desempeñan los 250 militares españoles destacados en Malí porque no sólo contribuyen a la estabilidad de África sino que su papel es clave para la seguridad de España y de toda la UE, controlando e impidiendo que los grupos yihadistas y criminales que operan en la zona vayan ganando cada vez más terreno.

Así lo ha destacado en las palabras que ha dirigido al contingente en su primera visita a tropas españolas en el exterior, de las que ha elogiado su nivel de formación y su capacidad de transmitir estos conocimientos. "Con vuestro esfuerzo hacéis que las fuerzas malienses sean cada vez más eficaces", contribuyendo a que los problemas africanos puedan ser resueltos con recursos africanos, ha destacado en su alocución en la base de Koulikoro.

En el campamento que ha visitado Sánchez, a 60 kilómetros de Bamako, conviven los contingentes de los 25 países que participan en la misión de la UE que forma a las fuerzas de seguridad malienses para que puedan hacer frente a la amenaza de los grupos yihadistas que operan en el norte del país y que han ido extendiendo en el último año sus actuaciones hacia el centro de Malí.

Los españoles, con unos 250 efectivos, son el grupo más numeroso y aportan el 40 por ciento de los efectivos de la misión, seguidos por los alemanes. El último relevo llegó a mediados de noviembre y se quedará hasta mayo, cuando les releven otros compañeros. En su gran mayoría pertenecen a la brigada Galicia 7. Aunque el grueso del contingente está destacado en Koulikoro, hay unos 25 militares españoles en el destacamento de la misión en Bamako.

A su llegada a la base, Sánchez ha saludado a los principales responsables de la misión, entre ellos el general alemán Peter Mirow, actualmente al mando después de relevar al general español Enrique Millán en noviembre pasado.

El jefe del contingente español, coronel Fernando Solteras, y el del destacamento en Koulikoro, José María Leira, le han explicado los avances de la misión, prorrogada por la UE hasta 2020.

En el campamento de Koulikoro se focalizan las labores de entrenamiento de las fuerzas especiales malienses, equipos de artillería o morteros, aunque ocasionalmente estas labores de formación se hacen fuera de la base por periodos de una o varias semanas. El campo de actuación de la misión europea llega hasta Gao y Tombuctú, en el centro del país, una zona más peligrosa que Koulikoro, en el sur.

Precisamente Sánchez les ha dicho a los militares que es plenamente consciente de los riesgos a los que se exponen en estos desplazamientos entre Gao y Tombuctú y les ha pedido que cuiden de sí mismos y de sus compañeros. "Os queremos de vuelta sanos y salvos", les ha indicado.

RECUERDO AL SOLDADO FALLECIDO

Desde 2013, España ha sufrido una baja entre sus efectivos de esta misión, el soldado Antonio Carrero, fallecido en un accidente de tráfico en mayo pasado. El presidente le ha recordado expresamente en su discurso, así como a todos los militares españoles fallecidos en misiones en el exterior.

Los españoles no están formando parte de una misión ejecutiva ni de combate, sino que se limitan a formar al Ejército maliense, por lo que los ataques de los yihadistas no se dirigen contra ellos sino contra otras misiones internacionales de combate.

Sánchez ha terminado su intervención deseando un feliz Año Nuevo al contingente, trasladando el orgullo que en la sociedad española genera su labor y brindando por España y su "primer soldado, el Rey".

Contador